Gold´s gym Bazar Bolívar cierra sus puertas luego de 10 años

IMG-20170403-WA0006
Foto tomada en las instalaciones de Gold´s Gym Bazar Bolívar por Antonella Di Martino

La sede con la que se estableció la cadena Gold´s Gym por primera vez en Venezuela en el 2007 finalizó sus operaciones sorpresivamente.

Por Antonella Di Martino

Luego de meses de incertidumbre entre los trabajadores y usuarios, la cadena de gimnasios más grande del mundo cerró la que fue su primera sede comercial en el país, Barzar Bolívar, el 31 de marzo del presente año.

El gimnasio ubicado en la avenida Francisco de Miranda en Caracas, no solo había servido como plataforma para que la cadena se expandiera a nivel nacional hasta dar apertura de cinco sedes más en diferentes estados, sino que se había convertido en el tercer centro más productivo de América Latina.

The little things make a difference - planting trees, and buying local produce helps lesson carbon footprint.

El éxito del gimnasio, narrado desde la perspectiva de la comunidad que hacía vida en él, se basaba en diferentes elementos. “Ofrecía gran comodidad en medios de transporte, sus instalaciones eran muy buenas y había de todo tipo de máquinas. Era amplio. Las clases que daban y su diversidad de estilos eran muy buenos. Podías a contar con la comodidad de comer, ducharte y generar una buena rutina diaria, aunado a que la comunidad era muy amigable”, afirmó Diana Velazco, usuario que entrenaba desde hace año y medio en las instalaciones.

Asimismo, Alfredo Azuaje, asesor en el área de ventas en Bazar Bolívar desde el 2014, destacó como invaluable la calidad humana de las personas que acudían indistintamente de su estatus social o económico. “Personas bien humanas, bien querendonas, bien cálidas, como el venezolano en general”, indicó el trabajador.

Motivos del cierre

Mucho se comenta sobre los motivos del cierre, sin embargo, nunca se dio un comunicado específico por parte de la cadena en el que se explicara a la comunidad lo que había sucedido. Simplemente se envió un correo y un mensaje de texto notificando el cierre y asegurando que habían tenido problemas con la renovación del contrato de arrendamiento.

Carta-Miembros-BB-JPG
Foto extraída del correo enviado por Gold’s Gym Venezuela

“Parece que el motivo era que un banco había comprado el edificio y querían que todos los inquilinos del edificio salieran de ahí”, así comentó Esteban Ramírez, miembro de esta sede desde hace seis meses. Los usuarios entrevistados coincidieron con esta teoría pero ninguno recibió ninguna versión oficial al respecto.

Contacto con el usuario

A pesar de que se envió una notificación vía correo y por mensaje de texto, muchos de los usuarios no recibieron ni siquiera este contacto. Así lo aseguró Diana Velazco, quien se enteró la misma semana del cierre y a través de otros miembros.

“Yo me enteré por el público, ellos no habían dicho nada. Me había enterado unos meses antes pero ellos me lo negaron, que era mentira. Después de unos días, dos o tres semanas antes, nos dijeron que iban a cerrar y quedé en shock. De la noche a la mañana dijeron que iban a cerrar sin darnos explicación”, declaró por su parte Nelly Fatal, quien llevaba un año y ocho meses entrenando en Bazar Bolívar.

Incluso para los trabajadores fue una sorpresa. “Nos enteramos del cierre del gimnasio a penas a principios de marzo, el 9 de marzo, en una reunión mensual que conocemos como “comité operativo ampliado” donde el gerente del centro expone ante la directiva los resultados de todo lo que trabajamos durante el mes que acababa de finalizar. En esa reunión fue donde la directora comercial y la jefa de recursos humanos dieron la noticia de que para el día 31 de marzo era el cierre oficial de ese centro por unas cuestiones del vencimiento del contrato de arrendamiento y que no pudieron concretar un nuevo local cerca de la zona”, afirmó Alfredo Azuaje.

Compensación por membresías

Un aspecto importante para los miembros del gimnasio era determinar qué iba a pasar con el tiempo restante de sus membresías que habían adquirido con anterioridad y que ya no iba a poder disfrutar en este centro. Golds´s Gym ofreció una indemnización al respecto. “Dependiendo la cantidad de tiempo que les quedara se les iba a duplicar en cualquiera de las otras sedes y a los que solicitaran reembolso de lo que les quedara de tiempo, se les calculaba los que queda en bolívares de lo que pagaron en su oportunidad y eso es lo que se le iba a devolver a través de un cheque para el que se le iba a estar contactando”, indicó el asesor de ventas, Azuaje.

BENEFICIO-ACTIVOS
Foto extraída del correo enviado a usuarios de Bazar Bolívar por Gold’s Gym Venezuela

No obstante, muchos usuarios no se sintieron conformes con el plan propuesto. “Este cierre me afecta mucho mi rutina de entrenamiento ya que vivía muy cerca y se me hacía mucho más fácil, cómodo y confortable entrenar cerca de mi casa. El Recreo es un muy buen centro, pero a veces no me da tiempo de venir por lo lejos que me queda”, indicó Michel Kenbaz, quien duró un año y tres meses en la sede ubicada en la California.

“No nos dieron un plazo de tiempo para que fuéramos buscando otra sede u otras opciones. Las otras sedes que ellos estaban dando como una solución al problema tampoco eran convenientes porque lo único que te facilitaban era usar la de Montalbán que es súper lejos o la de El Recreo que tampoco en nada accesible”, así afirmo Diana Velazco.

“Muchos optaron por la opción del cambio de centro hacia El Recreo aunque no les gustara para no dejar perder esa inversión que si se la devolvían lo iban a hacer al precio que la pagaron tantos meses atrás que ya está devaluado y que no le va a servir ni para comprar un suplemento. Se podría decir que estaba bastante negativa la aceptación respecto a las opciones que dio la empresa en el momento”, aseguró Alfredo Azuaje.

Comunidad afectada

Este cese de operaciones no solo afecta a la cadena Gold´s Gym desde el ámbito financiero, sino que era un servicio que se brindaba a una comunidad que ahora se ve afectada desde varios sentidos. “Afecta mi rutina porque en la nueva sede llego más tarde y tengo que irme más temprano. Una hora y media no es nada para mí. Además que en el recreo hace un calor insoportable que no motiva a entrenar”, nombró como algunos de los elementos de su afección Nelly Fatal.

Diana Velazco indicó que esto ha modificado toda su rutina de entrenamiento porque la lejanía de su casa con las otras sedes no le permite mantener el ritmo de asistencia diaria que anteriormente sostenía. “No me demoraba mucho en llegar, podía ir en diferentes tipos de horarios y prácticamente entrenaba todos los días. Posterior a eso, irme a otra sede me queda muy difícil en estos momentos”, aseguró Velazco.

IMG-20170403-WA0014
Foto tomada en las instalaciones de Gold’s Gym Bazar Bolívar por Antonella Di Martino

Los empleados también se vieron fuertemente afectados. “El trato no fue nada humano. Si nos vamos a términos puntuales, podríamos decir que hubo un poco de maltrato psicológico porque no fue hasta 25 días antes que nos dijeron que íbamos a cerrar. Luego se hizo el cierre del gimnasio y todavía a esa fecha no sabíamos qué iba a pasar con cada uno de nosotros, si nos iban a negociar o si nos iban a transferir a otro centro. Yo me enteré que me iban a ofrecer un cambio de centro ya una vez cerrado el gimnasio. El resto de mis compañeros no corrieron con la misma suerte independientemente del departamento en el que se desempeñara”, aseguró uno de los empleados, Alfredo Azuaje.

Plan B

A pesar de las bonificaciones, gran parte de los usuarios no se sintieron cómodos tomándolas. “Hay muchas personas que no he visto, no han venido para acá. No sé a dónde se fueron pero quizás esperen a que coloquen otro. Yo creo que apenas como el 40% se vino, o menos”, indicó Estaban Ramírez, quien actualmente entrena en la sede de El Recreo.

Mucho se ha habló sobre la posibilidad de la reubicación de este gimnasio en la zona. “Lo último que converse con la directora comercial el día que me reuní con ella junto a la jefa de recursos humanos es que no sabrían decirme en cuánto tiempo podrían demorarse en abrir otra sede por la zona. Sin embargo, antes de que nosotros cerráramos el 31 de marzo ya estábamos escuchando rumores de que podía ser por la Urbina o por la calle Capitolio, en un antiguo local que se llamaba Cross. Pero no tenemos nada confirmado hasta los momentos”, aseveró Azuaje.

IMG-20170403-WA0012
Foto tomada en Bazar Bolívar por Antonella Di Martino

Según Alfredo Azuaje, este cierre impacta directamente sobre los bolsillos de quienes entrenaban porque cada quien tiene su dinero predestinado para ciertas cosas y a último instante les tocó buscar otro gimnasio. “Muchos tuvieron que salir de su zona de confort porque de los gimnasios más cercanos son, aparte de Balance que está en El Líder y el Top Spa Caracas que a nadie le gusta por el tema del mantenimiento de las instalaciones, el Boleíta o el VIP que es mucho más costoso o el Macaracuay, aun cuando puedan estar viviendo en El Marqués o La California”, dijo el asesor de ventas, Azuaje.

“El cierre de Bazar Bolívar impactó muchísimo a todos los usuarios ya que éramos una familia y definitivamente tenía diez años posicionados y consolidados en la zona. Fue un impacto bastante grande para todos, un balde de agua fría total. Pero bueno, ya nos estamos adaptando a otras sedes y esperamos que la cadena pueda abrir otra sede cercana a la California Norte”, aseguró uno de los usuarios, Michel Kenbaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s