El rugby sigue vivo por la pasión de sus jugadores y entrenadores

Con una sola cancha en toda Venezuela, el deporte se mantiene en proceso de “solidificación”

“Integridad, pasión, solidaridad y respeto” son los valores que rigen esta disciplina y su proceso de masificación a través del programa Get into rugby Venezuela, cuyo objetivo es promover la formación en este deporte a nivel nacional. Está avalado por la institución que gobierna las federaciones de rugby en el mundo, World Rugby.

Stefani V. Sahuquillo J.

La falta de recursos es una característica destacable, en la tarea de alcanzar un mayor desarrollo del rugby en Venezuela. Pero no es la única, la entrega y dedicación de los amantes del deporte, es la que ha mantenido el proceso. “Solidificación”, es el nombre que le otorga Oliver Sánchez, desarrollador oficial de la Federación Venezuela de Rugby, al estatus actual de la disciplina en el país. Mientras tanto, la empresa privada y el Ministerio del Poder Popular para la Juventud y el Deporte, se mantienen al margen de este crecimiento.

En 1992 se fundó la Federación Venezolana de Rugby (FVR), pero en 1974 se realizó el primer partido en Caracas. La disciplina tiene poco más de 40 años siendo practicada en Venezuela, por lo que se puede caracterizar como “relativamente nueva” en comparación con otros países del mundo. Fue hasta el 1 de febrero del 2010, que la FVR fue admitida en el Comité Olímpico Venezolano, hecho que demuestra el carácter de novedad antes mencionado.

Hoy, la FVR forma parte de CONSUR (Confederación Surámericana de Rugby), es reconocida por World Rugby y ha tenido la posibilidad de asistir a reconocidos campeonatos de alcance internacional. En los años 90, explica Oliver, el deporte tuvo un auge que decayó por falta de generación de relevo, y es esto en lo que hoy se están concentrando. Hoy la FVR registra 45 clubes de rugby a nivel nacional, distribuidos en: Miranda, Guárico, Carabobo, Aragua, Lara, Yaracuy, Mérida, Zulia, Táchira, Bolívar, Barinas, Trujillo, Nueva Esparta y Monagas.

 

Una cancha para 45 clubes

De los casi 40 años que tiene el rugby en el país, Carla Contreras (entrenadora del club femenino de la UCAB) ha presenciado 14. Inició en el deporte como jugadora, hasta convertirse en aquella persona que motoriza y prepara a los atletas, desde hace tres años. Desde su punto de vista, hay una falta de gestión para el deporte desde las instituciones a nivel nacional (Ministerio del Deporte, por ejemplo) que afecta negativamente el desarrollo del rugby.  Esto se refleja en: especialización en entrenadores, por ejemplo. Alega que “estamos empezando”, y que hay una serie de mitos respecto al deporte que los comprometidos con la disciplina están intentando desmontar.

Desde la visión de Daniela Ríos (UCAB), Eduardo Henríquez (UCV) y Andrés Delgado (USB), jugadores de rugby, la falta de recursos es lo que resalta en el proceso de crecimiento de este deporte, coincidiendo con Oliver Sánchez, desarrollador de la FVR, y encargado de la “masificación” del rugby en Venezuela. Un reflejo de esto es la falta de espacios propios, solo existe una cancha de rugby en Aragua, promovida por el “Proyecto Alcatraz”, iniciativa de reinserción social mediante este deporte llevada por la empresa Ron Santa Teresa. Además de esto, según Sánchez, el apoyo del Ministerio ha sido únicamente a la selección en momentos de competencia internacional, pero no ante la preparación y desarrollo del deporte.

Desde World Rugby, nació el proyecto Get into Rugby que se expande a todos los países (incluye Venezuela) y se encarga de promover la práctica del deporte desde las escuelas y comunidades de cada país, teniendo como pilar los valores como la pasión, integridad, solidaridad y respeto. Oliver Sánchez es quien lleva esta iniciativa, desde la FVR, sustentada económicamente en sus inicios por un subsidio de World Rugby, que sirve para comprar uniformes y materiales. Además la institución presta apoyo con la capacitación vía web de entrenadores.

Masificación del RUGBY en Venezuela

El rugby para Venezuela

Sánchez destaca que ha visto cómo el rugby cambia vidas y es un deporte con valores. Lo más característico del deporte es que siempre debes anteponer las metas del equipo sobre las personales, y es por esto que lo considera oportuno en nuestro país. Por su parte, Daniela Ríos afirma que el rugby ha ido un pasatiempo para muchos jóvenes con “malos hábitos” sociales.

La dinámica de solidificación del deporte, a pesar de las adversidades, ha permitido que el deporte se mantenga y más allá de eso, que crezca generando aportes a la sociedad venezolana. Por Proyecto Alcatraz han pasado 200 habitantes de una comunidad de 60.000, obteniendo como resultado que se reintegren a la sociedad después de practicar actos delictivos.

Definitivamente, este deporte es otra vía para trabajar en una sociedad venezolana en la que reinen los valores. La pasión y el carácter que despierta en sus jugadores y entrenadores, es tal como para mantenerlo, y representa un ejemplo para cada persona que quiera trabajar en alguna causa social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s