Representación venezolana en los MUN podría llegar a su fin por dificultades económicas

Se cierran las puertas para los muneros en Venezuela

resena-procesosDelegación LAMUN UCV 29 en MONUA 2016 | Fotografía por Sebastián Narváez

Luego de 25 años de trayectoria, las delegaciones universitarias que participan en Modelos de Naciones Unidas (MUN) en el extranjero consideran como una posibilidad que la representación venezolana en este tipo de competencias llegue a su fin.

Por Antonella Di Martino

21 de febrero de 2017

Venezuela: tierra de petróleo, concursos de belleza, jugadores de béisbol y campeones mundiales en Modelos de las Naciones Unidas”, Moisés Naím.

Venezuela es uno de los países más inseguros del mundo, con las mayores tazas de homicidio anuales, altos niveles de corrupción y una economía que debilita diariamente la calidad de vida de sus ciudadanos. Sin embargo, “Venezuela” significa algo diferente en las competencias de Modelos de Naciones Unidas (MUN). Este país una potencia cuando se trata de estas conferencias de debate, y su reputación proviene de un largo historial de logros y premios.

A través de redes sociales y medios de comunicación, gran cantidad de venezolanos expresan masivamente su orgullo cuando año tras año las delegaciones venezolanas reciben el reconocimiento como mejor delegación en prestigiosas competencias a nivel internacional. Sin embargo, muy pocas personas realmente entienden lo que estas competencias significan y, mucho menos, el gran sacrificio que deben enfrentar esos estudiantes para poder llevar la tricolor más allá de las fronteras.

Cada gran universidad de Venezuela tiene una o varias delegaciones compitiendo en los circuitos de MUN locales e internacionales. Por ejemplo, un equipo de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que asiste a Harvard Model of United Nations (HNMUN) es completamente diferente al equipo de la UCV que asiste a Harvard World Model of United Nations (WorldMUN), y así sucesivamente. Esto significa cientos de estudiantes de diferentes universidades, seleccionados por diferentes delegaciones con diferentes estructuras y procesos de preparación, asistiendo a diferentes conferencias cada año. Es como enviar a un equipo de fútbol sobresaliendo en diferentes campeonatos al mismo tiempo, pero usando jugadores completamente diferentes para cada uno de ellos.

12036675_905349592892805_7495209216709835285_n Delegación LAMUN UCV 2016, Plaza del rectorado | Fotografía por Catherina Veccione

Ahora, ¿cómo pueden estos grupos de estudiantes con recursos limitados, provenientes de un país que, según el grupo de investigaciones económicas de Bloomberg, encabeza el listado de las peores economías del mundo, cuyo idioma natal no es el inglés, superar a todas las universidades de alto nivel y recursos a nivel mundial?

Las delegaciones de MUN en Venezuela se han instituido como instituciones fuertes. Cada delegación importante tiene más de una década de legado, tradiciones, conocimiento. Con el pasar de los años, cada agrupación se fundamenta en las bases académicas e institucionales de quienes participaron en el pasado, contribuyendo con nuevas ideas y reforzando los valores de los equipos. Estos estudiantes pasan más de nueve meses preparándose para una conferencia de cuatro días, estudiando desde métodos de negociación hasta la política exterior del país que van a representar, estrategia, tácticas, trucos y, en muchos casos, inglés.

Sin embargo, muchos se siguen preguntando, ¿qué es exactamente un MUN? El portal web del Colegio Santiago de León indica que los Modelos de Naciones Unidas son simulacros o representaciones del Sistema de Naciones Unidas en el que participan escuelas secundarias o universidades. Representan delegados de diferentes países e intervienen en debates y negociaciones en los que tratan temas que corresponden a los programas de trabajo de los diferentes órganos y comisiones de las Naciones Unidas, tratando de resolver problemas del mundo real siguiendo las políticas y perspectivas del país que se les asigna representar, según indica el mismo portal.

Figuras desde el actor de Hollywood Edgar Ramírez hasta líderes políticos como David Smolansky han asistido a MUN internacionales y locales, según Guillermo Quiroga, del portal web Caracas Chronicles.

Patrocinando un sueño

No son solo más de nueve meses de preparación académica, sino de tocar diferentes puertas en búsqueda de empresas o entes que crean, apoyen y respalden este tipo de actividades con aportes financieros.

La realidad que enfrentan estos estudiantes es que la situación económica no solo ha afectado a millones de familias, gran parte de las empresas en el país ya no disponen de suficientes recursos (o en algunos casos interés) para apoyar este tipo de proyectos. “Los patrocinios vienen dados de personas cercanas a los delegados, es más un favor que un interés”, asegura Valentina Monsalve, Jefa de delegación internacional de la Universidad Santa María  (USMUN LA), delegación que este año viajará por primera vez al extranjero a competir en el Modelo de la Universidad de los Andes (MONUA), en Bogotá, Colombia. En este mismo punto coinciden los jefes de delegación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), la UCV y la Universidad Metropolitana que aspiran encontrarse en el mismo Modelo.

Un fenómeno importante a tomar en cuenta es que cada año, a pesar de que la situación para el país empeora, cada vez son más las delegaciones que deciden emprender este viaje a competir en el extranjero. Un ejemplo claro de esto se refleja en el circuito que compite a Modelos Latinoamericanos de Naciones Unidas (LAMUN). Hace tres años, solo tres delegaciones universitarias de Venezuela viajan a competir a este Modelo. El año pasaron viajaron cuatro. Este año son siete las universidades en el país que pretenden asistir a esta simulación. Aunque tal como se presenta el panorama económico, el solo hecho de llegar allí es el premio más grande de todos.

Duro golpe en los bolsillos

Hasta hace dos años, las delegaciones disponían de ciertas facilidades para viajar que ahora quedaron en el pasado. “En mi primer año, la delegación logró cubrirnos todo el viaje. En mi segundo año, la cosa se puso más cuesta arriba y solo pudieron costear los pasajes y parte del hospedaje. Este año, a 20 días no sabemos siquiera si vamos a poder viajar”, aseguró Ivette Cuenod, delegada de LAMUN UCV 2015 y 2016, Jefa de la delegación 2017.

“Más allá de poner una mantequilla, azúcar o harina, que en esos momentos no eran tan escasos como ahorita, no recuerdo haber puesto dinero de mi bolsillo para viajar”, afirmó Carlos Pestana, también delegado de LAMUN UCV 2015.

Como punto de encuentro entre los jefes de delegación de las diferentes universidades, comentaron que la realidad actual de las delegaciones venezolanas cambió radicalmente en tan solo cuestión de años. Pasaron de poder viajar con algunos patrocinios, actividades administrativas y uno que otro potazo a tener que pagar el viaje de sus bolsillos porque simplemente el dinero que obtienen en moneda nacional se devalúa en cuestión de horas.

¿Lo académico o lo financiero?

El exlamunero, Carlos Pestana, afirmó que no importaba lo bien preparados que estuviesen los delegados o su pontencial, esto no sirve de nada si al final del día no disponen de los medios para llegar a pisar suelo extranjero . “Tienen a unas delegaciones que están consiguiendo los pasajes a última hora, si es que los consiguen, sin tener garantía de que tengan la capacidad de costearse la estadía y las comidas, dejando de un lado totalmente la recreación”, señaló Pestana.

Asimismo, sugirió que es altamente perjudicial para los objetivos finales la crítica situación de las delegaciones. “Una delegación que tiene dinero tiene más tiempo para trabajarse académicamente. Una delegación sin dinero tiene que sacrificar tiempo de sus delegados para conseguirlo. Una delegación con los gastos pagos, psicológicamente está enfocada en la meta de ganar. Una delegación con problemas económicos se ve atacada por el estrés, lo que puede afectar su rendimiento académico”, aseguró Carlos.

En este punto, los diferentes jefes de delegación coincidieron, resaltando lo perjudicial que puede ser esto en la competencia para los delegados. Pero son elementos que van de la mano ya que sin dinero no se viaja, pero sin la preparación necesaria no se gana.

MUN en jaque

De acuerdo a Patricia Silva, Faculty de la delegación a Modelos Latinoamericanos de Naciones Unidas de la Universidad Metropolitana (METROMUN LA), ya los presupuestos no se pueden hacer en bolívares. Dependiendo de la delegación, el monto por delegado estimado varía entre 600 y 1500 dólares de acuerdo a la delegación. Dinero que, según la faculty, ya en muchos casos debe ser cubierto por cada delegado por falta de respaldo.

Pero, ¿qué pasa cuando un delegado no dispone de dicho monto para poder viajar? En algunas delegaciones hay cierta atención especial con estos delegados, pero son principalmente las universidades privadas las que tienen facilidades para poder brindarle respaldo económico a los mismos. Siendo las delegaciones de universidades autónomas las más afectadas, aunado al casi inexistente respaldo que reciben por parte de sus almas mater.

Esto deja al descubierto una cruda realidad ante las futuras selecciones de delegados. “No debería ser lo más importante al momento de reclutar delegados, sin embargo, se tendría que tomar en cuenta el aspecto socioeconómico de las personas porque al final la delegación tiene que resolver cómo viajar y el dinero es necesario y lo que garantiza que se pueda llevar a cabo el viaje, por lo menos lo que dure la crisis económica tan fuerte que se vive en el país”, opinó Monsalve, jefa de delegación de USMUN LA.

Por su parte, Carlos Pestana manifestó “de ninguna forma deberían delimitarse los MUN a personas con el estatus socioeconómico capaz de pagarse un pasaje. Creo que de alguna u otra forma deben buscarse ciertos mecanismos que permitan la inclusión social, o si no, pierde la característica de ser una actividad que estimula tu crecimiento como ser humano y quedaría como una actividad elitista o cercada a un grupo social limitado”.

Sin embargo, “la capacidad económica del delgado, desde hace dos años para acá, es un punto importante a tomar en cuenta. Y no es discriminatorio. Necesitamos que los muchachos nos digan con sinceridad cuál es su estatus para poder generar un balance en la selección”, indicó la Faculty de METROMUN LA, Patricia Silva.

Los jefes de diferentes delegaciones no ven de forma optimista el panorama para futuros años. “Creo que hay venezolanos dispuestos a seguir sacando adelante este proyecto, pero la situación del país no es muy alentadora para afirmar que se va a poder sostener la representación venezolana en los MUN”, afirmó con pesar el jefe de delegación de LAMUN UCAB 2017, David Sorondo.

Las conferencias MUN no se limitan a enseñarle cómo debatir, negociar, investigar o resolver pacíficamente conflictos. Ellos demuestran que al devolver a la comunidad de lo aprendido en realidades simuladas, los cambios reales pueden tener lugar en el mundo real. Esto va más allá que apenas los premios. El país tiene una verdadera razón para celebrar: hay jóvenes con la voluntad y la capacidad de reconstruirla.

“Yo veo que las personas que estamos en MUN tenemos una vocación bastante importante al servicio, a querer hacer las cosas bien y hay una sociedad que te necesita. Somos personas que no vamos a pensar únicamente en nuestro beneficio propio sino que, por toda esta sensibilidad que los MUN generan en ti, siempre vas a tener esa motivación de querer compensar a Venezuela”, especificó Silva, asesora académica de METROMUN LA.

Asimismo, Patricia Silva afirmó que tan solo evaluar la posibilidad de la desaparición de estas prácticas en Venezuela significaría un duro golpe a la sociedad que día a día espera por un pequeño respiro de esperanza ante la grave crisis que se vive en el país. Sin embargo, “no se puede dejar de evaluar como una posible realidad debido a la disminución de la capacidad adquisitiva de los delegados y la poca receptividad que se obtiene al pedir patrocinio en un momento tan crítico como este” aseguró Valentina Monsalve, jefa de delegación de USMUN LA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s