imagen Crisis económica afecta reparación de vías en Altos Mirandinos

El inexistente mantenimiento preventivo de las tuberías y la falta de materiales impide a Hidrocapital cumplir con sus obligaciones

 

presentacion1
Av. Francisco Salias, San Antonio de Los Altos

 

El deterioro de las vías en el Municipio Los Salias se ha incrementado durante los últimos dos años. Los botes existentes en las tuberías de distribución de agua y su reparación tardía son los principales responsables de las fallas en la carpeta asfáltica. La imposibilidad de solventarlas por parte de la hidrológica estatal es la crisis económica. Expertos indican que la insuficiencia de materiales y el trabajo de dos cuadrillas de mantenimiento para todo Los Altos Mirandinos es insuficiente.

En una red de distribución de agua con más de cincuenta años de uso es inevitable la aparición de fracturas. Actualmente, tan solo Los Salias presenta aproximadamente 130 reportes de averías en las tuberías que afectan las vías principales, explica el ingeniero José Tardino, director de Obras Públicas del municipio.

Habitantes de Los Altos Mirandinos denuncian que los carros se ven realmente afectados por la cantidad de fallas en las vías. Lo más preocupante es la falta de señalización para prevenir accidentes. “Hay vías que solo poseen dos canales, uno en cada dirección, y esquivar los huecos es un peligro”, explica Diego Guevara, vecino del sector Potrerito.

“Los botes de agua se originan fundamentalmente por la deficiencia de las actividades de mantenimiento periódico y preventivo de la red de distribución de agua”, indica la Jefa del Departamento de Ingeniería Hidráulica de la Universidad Central de Venezuela, Yuri Medina.

Es natural que los materiales, por más duraderos que puedan resultar, tengan una vida útil determinada y necesiten sustitución y reparación. La ingeniero comenta que por este motivo es de vital importancia el mantenimiento preventivo, que incluye la elaboración de programas de reparación y sustitución continua de las tuberías, así como el registro de los reportes de fallas que permite mantener un control de las averías y su incidencia.

Además de resultar un sistema de tuberías envejecidas, el Ingeniero de Operaciones y Mantenimiento y Jefe del Acueducto Los Salias de Hidrocapital, Alexander Graterol, indica que estos acueductos están diseñados para un constante paso de agua. “La sequía que atraviesa el país ocasiona la interrupción de este servicio, ocasionando que las tuberías se resequen”. Esto resulta en un mayor desgaste y cuando el agua vuelve a entrar en las tuberías, el aire comprimido empujado por el paso del líquido puede generar nuevas fallas; a esto se le conoce como golpe de ariete.

Vecinos del municipio se quejan de que la presión con la que llega el agua es demasiado fuerte, lo que ocasiona más botes. Además, explican que cuando la operadora de acueductos realiza reparaciones, al restablecerse el servicio de agua, el líquido no llega en condiciones óptimas. “Reparan y el agua viene con tierra”, protesta Daniela D’Achille, residente de la zona de Pacheco.

La ingeniero Medina, expone que cuando las tuberías están secas existe un riesgo de contaminación de las aguas. Esto pone en peligro la salud de los habitantes. “Mientras la tubería está llena, la fractura en el tubo origina un bote de agua limpia que daña el pavimento y los terreno. Pero cuando la tubería está seca, el agua que se acumula en los terrenos puede ingresar a los tubos a través de esas fallas”. Explica la profesora.

Culpables o inocentes

La realidad con Hidrocapital es que, aunque ellos son los competentes en la averías de la red de distribución de agua, de su mantenimiento y de garantizar el correcto funcionamiento, no son los responsables del problema.

“¿Qué haces tú si eres doctor y en el hospital no hay los insumos para atender al paciente?”, pregunta el ingeniero de la Alcaldía Los Salias.

Tardino, denuncia que el gobierno central no envía los recursos necesarios a los entes encargados de los servicios públicos. “Ni a Corpoelec los bombillos, ni a Hidrocapital lo necesario para cambiar y realizar mantenimiento a las tuberías. Tienen el monopolio de la comida, de los materiales de construcción, de las divisas. Antes pensábamos que era culpa de Hidrocapital, pero no es así”, dice el funcionario.

El ingeniero de Hidrocapital señala que actualmente el tiempo de respuesta para el mantenimiento correctivo de las fallas es mayor al estimado. “Para la capacidad que tenemos, es rápido, pero no lo ve así el usuario”. Graterol destaca que para todo los Altos Mirandinos, deberían trabajar seis cuadrillas. Estas cuadrillas se encargan de realizar el mantenimiento y la corrección de fallas. Actualmente solo disponen de dos de los seis grupos para toda la zona y uno se incorporó al trabajo de reparación hace cinco días.

El motivo de la ausencia de personal trabajando en las labores de mantenimiento es, principalmente, la falta de repuestos para los camiones. La batería y los cauchos son lo más recurrente, menciona el funcionario de la Hidrológica.

De igual forma el plan de abastecimiento que inició en mayo del año 2014 también afecta la realización de reparaciones. “La atención depende del ciclo del servicio”, dice el Jefe del Acueducto. Para atender la avería es necesario que la tubería presente paso de agua, así se localiza el bote. Luego hay que dejar la reparación en observación para comprobar que fue efectiva. Esta observación depende del tamaño del conducto, a veces es inmediata y otras veces se necesitan dos días, pero con un servicio interrumpido, esto depende de cuándo vuelva a correr el agua”.

Trabajo en equipo

Luego de la reparación y observación, se rellena el agujero con tierra y se debe proceder a su asfaltado.

“Nosotros tratamos de acumular los casos para el asfaltado”, menciona Graterol. Primero, porque las empresas no despachan todos los días. Además el material procede de La Victoria o Caracas y envían ocho toneladas mínimo. Por este motivo, se elabora una ruta y se pavimenta por municipio la mayor extensión afectada posible.

“Aunque a veces tenemos el asfalto, no tenemos el camión para que trabaje la cuadrilla”, continúa el ingeniero de Hidrocapital.

Ante esta situación, el municipio ha intentado encontrar una solución. José Tardino explica que cada quince días se reúne la Comisión Coordinadora de Obras y Servicios Públicos de Los Altos Mirandinos. “A las reuniones asiste un representante de la alcaldía de los tres municipios, y de CANTV, Hidrocapital, PDVSA GAS, Ministerio de Hábitat y Vivienda, y algunos otros entes públicos.”

Con estas conversaciones se busca dar a conocer los diversos problemas de la comunidad respecto a estos entes y servicios. Se intenta acelerar procesos administrativos y presionar respecto a la realización de reparaciones, pero lo más importante es lograr acuerdos.

En el caso de las fallas en la red de suministro de agua, se ha llegado a un consenso entre ambos entes. El acuerdo realizado con el ente encargado de la distribución del agua consiste, según explican Tardino y Graterol, en la reparación de la fuga en la tubería por parte de Hidrocapital, debido a que solo ellos pueden realizar este procedimiento. Luego es la alcaldía del municipio que se encarga de colocar el pavimento en la zona afectada.

Las limitantes

Respecto a las carreteras nacionales, las dificultades son mayores. En el caso del municipio Los Salias, el Eje Panamericano, la vía después de la intersección hacia la Morita y la vía desde el Casco del Pueblo de San Antonio de Los Altos hasta Puente Vejarano, son parte de esta clasificación.

“En estas vías, el único autorizado en invertir es el Gobierno Nacional a través del Ministerio del Poder Popular para el Transporte”. El ingeniero sanantoñero advierte que esta red de calles el municipio no puede realizar ningún tipo de trabajo. Cualquier acción que involucre al municipio en estas carreteras acarrea sanciones legales.

Esto se encuentra establecido en la gaceta oficial número 39.200. Publicada el lunes 15 de junio de 2009, resuelve el decreto de la reversión al Poder Ejecutivo Nacional los bienes que conforman la estructura vial que representen Patrimonio del país y que antes se encontraban bajo el orden de cada gobernación.

A pesar de todos los esfuerzos realizados por parte de Hidrocapital, Los Altos Mirandinos no es la única zona que se encuentra afectada por este inconveniente. En Caracas, fallas en tuberías de la organización hidrológica han producido 325 huecos.

El cumplimiento del servicio y mantenimiento del sistema de agua potable es insuficiente. Habitantes de la zona y funcionarios expertos en el tema confirman las grandes fallas y sus motivos. El deterioro de la red vial no solo produce accidentes, sino también fallas en los automóviles. El discontinuo servicio del líquido, además de molestias por el racionamiento, reseca las tuberías y perjudica su vida útil. Además, es necesario añadir el riego de contaminación al que se exponen las personas de todo el municipio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos por: Vanessa Gil Carrillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s