El béisbol venezolano padece la peor enfermedad de su historia

Por Sarah Acosta, Raúl Ynojosa

Las posibilidades de que mejore la asistencia dependen de la crisis económica. El desarrollo de la pelota nacional va ligada con la realidad país que rodea al deporte

     El béisbol venezolano sufre la peor crisis de su historia. La situación económica. La inflación. Y el dólar cambiario. Representan unos de los síntomas que más han afectado a la pelota criolla. La Liga Venezolana de Béisbol Profesional nunca había padecido una enfermedad tan grave. El montículo, el home y los estadios transitan por una etapa crítica y la probabilidad de mejora es desesperanzadora: como un mismísimo cáncer que ya está haciendo metástasis.

     Hoy, cuando la inflación degrada al país, la temporada de beisbol dejó de ser el pasatiempo ideal para los fines de semana. Las familias venezolanas no pueden cubrir los gastos de los juegos y la soledad impera en los estadios nacionales. Incluso en un choque entre los eternos rivales: Leones del Caracas contra Navegantes del Magallanes. Ni ése encuentro, el de mayor tradición en Venezuela, llena las gradas. Se acentúa la enfermedad. El cáncer ya empieza a hacer estragos.

Seguir leyendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s