El mundo de colores de los sordociegos venezolanos

El Instituto Nacional de Rehabilitación J.J. Arvelo tiene sus puertas abiertas para la demanda de pacientes. Hay muchos casos de sordoceguera en Venezuela. El síndrome Usher aumenta su número en Oriente

por Arantxa López, Oriana Chirinos y Andrea La Rosa

img_20161118_075933

– ¿A qué te sabe el marrón?

–A pan tostado.

–Y a mí a chocolate –exclama Noralys mientras se sostiene cariñosamente del hombro de Yadira–. ¿Sabes qué hago? Asimilo el color con un gusto, le aporto carga sensorial y lo trabajo con base en lo real. El color como algo físico.

Esa frase obtiene un aplauso por parte de Yadira quien exclama entre risas: “tú siempre hablando tan bonito, doctora”. Se abrazan y se nota que, aunque ninguna de las dos se vea, saben bien cuándo están cerca.

Leer más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s