Luis Vicente González, un güireño “de sal y de sol”

Inmerso desde pequeño en el calor del Oriente venezolano, en sus playas, en la arena y en las historias inéditas de muchos de los pintorescos habitantes de Güiria, así creció Luis. Fue este pueblo el que comenzó a tallar –casi a la perfección– la personalidad y el proceder del niño de 12 años que sin saberlo, se convertiría en un reconocido actor, director y dramaturgo de las tablas venezolanas  

fb_img_1478061162616
Foto cortesía: perfil de Facebook (Luis Vicente González)

Luis Vicente González, oriental de cepa y oriundo de un pequeño pueblito costeño del Estado Sucre llamado Güiria, pasó de ser solo un espectador de teatro, a protagonizar, dirigir y escribir diversas propuestas teatrales, que hoy por hoy son reconocidas y galardonadas por su impacto social.

De chamo no había algo que le atrajera más que pasársela con su hermana Marbelis, pues ella junto a sus vecinos formaban parte de un grupo de teatro en el ateneo del pueblo. Admirar el trabajo de ellos, más que solo observar se estaba convirtiendo en una pasión. “Mi interés en un principio siempre fue de espectador y yo me distinguía del grupo de mis amigos ‘machitos’ porque me gustaba ver esa vaina. De tanto ver y estar cerca de ellos, un día mis amigos y mis hermanos me invitaron a los ensayos y sin darme cuenta, comencé a formar parte del grupo”, relata el actor.

Desde ese momento su posición de espectador habría cambiado. Los integrantes del grupo comenzarían a detallar en su personalidad aspectos particulares que lo irían incorporando al mundo teatral. “Yo creo que me hicieron parte del grupo por ‘salío’, porque opinaba cada vez que la directora preguntaba cosas”, cuenta con una carcajada.

La inmersión Luis Vicente en toda aquella movida teatral abarcó desde sus 12 años de edad, hasta los 15 años, que fue cuando decidió emigrar a Caracas. “Desde que supe que quería ser actor, me tomé el teatro muy en serio. Tanto así, que al salir de bachillerato me vine a Caracas para estudiar actuación. Ahí comenzó todo”, afirma.

Con orgullo comenta que poco le importaron los estigmas sociales ligados al hecho de que un hombre se dedicase a la actuación o a la danza: “siempre he contado con el apoyo de todos en mi familia”, dice. “Mi mamá es costurera y mi papá es músico ‘guataquero’, además de ser locutor”.

Sus padres –Marleny Montaño y Luis Ramón González- fueron pilar fundamental en sus inicios como actor, pues también estaban muy ligados al mundo de la actuación, un espacio que disfrutaban como ningún otro. “Cuando yo comencé a formar parte del grupo de teatro mi mamá se convirtió en la costurera del grupo; nos hacía los vestuarios y mi papá como era locutor, tenía como unos equipos y nos los prestaba porque en el pueblo no hay salas de teatro. Con eso hacíamos presentaciones en las plazas, en los liceos y en las canchas”, relata.

fb_img_1478060950149
Foto cortesía: perfil de Facebook (Luis Vicente González)

Su trayectoria teatral cobra relevancia y fuerza porque no olvida sus raíces, su procedencia, su origen, que a su juicio, le aportaron cientos de experiencias que hoy por hoy definen su estilo de vida por completo. “Yo soy Güiria. En el montaje de Callejera digo: ‘soy de sal y de sol’. Con esto quiero decir que soy de un pueblo de playa y de sol. Es una metáfora que abarca muchísimo de mi vida: la forma en la que hablo, la velocidad, el tono, mis vecinos, mis amigos, el calor, la libertad, el olor de la playa, el monte, el correr, el montarme en una mata, caerme y partirme la cabeza. Todas estas situaciones ocurrieron en Güiria y me definen, me constituyen; por tanto, yo soy Güiria ¡y no es una respuesta de Miss!”, comenta soltando una carcajada.

“Yo escribo lo que escribo, pienso como pienso y reacciono como reacciono por una serie de situaciones que tuvieron lugar en mí, en ese pueblito llamado Güiria”, enfatiza.

**

SI HAY ALGO QUE DEFINE A LUIS es el toque de humor y sexo que le imprime a la mayoría de sus montajes. Es una firma personal que no puede faltar y lo comenta entre risas, citando una frase de una canción de Calle 13: “la sexualidad domina todo lo que soy”.

Luis Vicente halla en la sexualidad una forma contundente de aproximarse a lo humano, porque desde su punto de vista, lo sexual es innegablemente humano, rige su vida y su proceder. “En mi hacer como actor, director o dramaturgo, considero que tratando el tema sexual se crea en mí una especie de reacción ante el trato superfluo y poco profundo que se le da a la temática de la sexualidad en el arte en Venezuela”, comenta.

El humor no queda de lado y es que para Luis Vicente, las situaciones y experiencias que les acontecen a la personas en la vida nunca serán netamente dramáticas, o trágicas, o cómicas, “es una mezcla de todo esto”, dice. “En el momento más oscuro siempre habrá un toque de humor. En un velorio, por ejemplo, siempre hay algo que motiva la risa. Nosotros los venezolanos –no me atrevería a decir por qué– hacemos de todo un chiste, hasta de lo peor que nos ocurre”.

LA DANZA TAMBIÉN PREVALECE en su estilo, pero no cualquier tipo de danza, sino una inspirada –a simple vista– en las costumbres africanas. Su expresión corporal está estrechamente ligada a la innegable herencia del mestizaje, que ha decidido explotar en cada uno de sus montajes. Entre ellos, figura Callejera, como el más representativo en danza.

Es interesante percibir cómo estos estilos de bailes culturales, que realzan la articulación del cuerpo por completo y que son empleados para celebraciones de festivales, ritos ancestrales y hasta de funerales, tiñen su actuación de la forma más seductora. “En Callejera, por ejemplo, se festeja a través de la danza el inicio de la historia y hasta la muerte de Perla, porque incluso ella así lo quiso toda su vida”, dice.

Callejera, tiene que ver con la diversidad de género y sobre todo con la tolerancia y el respeto hacia el otro. El monólogo cuenta la historia de Perla, un muchacho que –en ocasiones– se trasviste para ir al colegio y que es asesinado por uno de sus compañeros un día de San Valentín”.

fb_img_1478060959476
Foto cortesía: perfil de Facebook (Luis Vicente González)

 No es una historia casual en lo absoluto, pues su argumento se apoya en hechos reales ocurridos en Estados Unidos, en un pueblo californiano llamado Oxnard, en el año 2008. Una trágica historia en la que Brandon asesinó a Larry porque este estaba enamorado de él y por haberle propuesto ser su Valentín para el 14 de febrero.

“Escribo Callejera motivado por esta historia, pero durante el proceso le fui agregando acontecimientos y personajes que forman parte de mi vida, del pueblo donde nací y crecí. Así, poco a poco los fui ficcionando para darle vida a Perla y a su entorno. Yo escribo y actúo desde mí; es una especie de ficción autobiográfica”, explica.

**

LA ACTUACIÓN DESDE UNA PERSPECTIVA DISTINTA es un aspecto en el que Luis Vicente hace mucho énfasis. El dramaturgo y director considera el éxito en la interpretación de un personaje no está condicionado al empeño en  parecerse este, o a establecer relaciones directas con él, sino a la relación que se construye con los acontecimientos. “En mi participación en Grindr Love, en la novena temporada de Microteatro Venezuela, el personaje que interpreto no se parece a mí, yo no lo haría, pero esta situación podría pasarme a mí y a cualquier otra persona. Eso es lo que se busca, que el espectador se identifique”, dice.

Por esta razón, Luis Vicente se define a sí mismo como “un actor multidisciplinario que escribe, dirige, investiga, baila y un actor que asume riesgos”. Uno de sus amigos más cercanos –Gabriel Acevedo– comparte una opinión similar y confiesa que trabajar con Luis es un reto porque sus exigencias son altas y es de carácter recio. “Él no se debe nada más a su talento, sino a todo su conocimiento, a todo lo que investiga y a todas sus experiencias. Es una persona que en una escala del 1 al 10, es 11 siendo perfeccionista”, comenta.

**

HABLAR DE AMIGOS ES HABLAR DE AMORES, así lo considera el güireño de piel tostada –como la azúcar morena–, de tumba’o costeño y de acento oriental. Además del amor que le profesa –y demuestra– al arte y a su trabajo, confiesa con una sonrisa dibujada en el rostro, que dentro del grupo de sus más grandes amores, entran sus amigos. “Yo tengo muchos amigos, muchísimos; gente que ni sabe que yo soy su amigo. En cierto punto de mi vida me di cuenta que los quería más que a mis hermanos de sangre. A los amigos uno aprende a quererlos y no es algo tácito como el amor a sus hermanos”.

Son muchos quienes comparten ese mismo sentido del amor por los amigos que Luis Vicente, al igual que muchos los que lo consideran un mar de conocimientos y experiencias. “No es solo mi maestro en la actuación sino mi maestro en la vida; él es mi hermano. Me ha ayudado a enfrentar situaciones no solo en el teatro, sino en la vida, en la familia. Él es un baúl de experiencias del amor y por eso siempre recurro a él”, comenta su amigo “Gabo”.

fb_img_1478060901032
Foto cortesía: perfil de Facebook (Luis Vicente González)

También está Martín, quien lo admira desde distintos puntos de vista. “Él es maravilloso. Siempre va a tener las palabras exactas para aconsejarte, para hacerte reír, o reflexionar. Él es de esas personas con las que cualquiera quisiera sentarse a conversar por ratos largos porque sabe demasiado de la vida” cuenta.

Ese que se alegra por no saber qué es el amor, pues le parece “a-bu-rri-dí-si-mo y sin sentido buscarle lógica”; ese que ve a su madre como el arquetipo de su vida; ese que le tiene temor a los perros callejeros; ese güireño de sol y sal es Luis Vicente González. Un actor, dramaturgo y director venezolano que siempre va a ir como Perla: “por la raya blanca, por la calle del medio y a pleno sol”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s