Un gol con sabor a mamá

Tras el asesinato de su madre un joven busca sacar a su familia adelante apoyándose en el fútbol. Esta es una de las formas de lucha ante una situación de pérdida. Según, psicólogo el apoyo de amigos y familiares se hace esencial en estos momentos  

Iban 70 minutos de partido cuando José Roas por la banda izquierda hizo un pase al centro, dejándole la pelota a su compañero Luis Centeno. Centeno habilitado corrió con el balón y se logró zafar de uno de los defensas del Fratelsa SC para posicionarse dentro del área. Es ahí cuando, de la nada, se ve frente a frente con el portero y chuta, sin pensarlo, marcando el último gol del juego que daría la clasificatoria del UCV FC a la Serie de Oro Nacional. Luis, no se lo podía creer, corrió emocionado hacia donde estaban sus compañeros, mientras señalaba al cielo y dejaba salir un grito: “¡Por ti mamá!”.

luisiUna avalancha de camisas tricolor taparon la figura del jugador de la Sub 20. Eran sus compañeros quienes lo abrazaban y celebraban el golazo que acababa de meter. El círculo se dispersa dejando ver nuevamente el rostro de Luis el cual estaba bañado en lágrimas… Fue así como el ánimo del partido se tornó con un sentimiento de nostalgia y a la vez felicidad.

Todo esto se debía a que hace menos de un mes habían asesinado a la madre de Centeno. El mediocampista se había quedado huérfano a tan solo 20 años. Las responsabilidades comenzaban a invadirlo y el deporte había quedado en segundo plano durante esa semana. Esta fue la razón por la que el chico no paraba de llorar, pues sus entrenamientos no habían sido los mejores para el golazo que acababa de meter.

No todo fue tan fácil para el futbolista como el gol que había hecho. Semanas atrás se sentía perdido y no sabía qué hacer. Tras el fallecimiento de su madre había quedado con la responsabilidad de criar a sus dos hermanitos menores de 10 y 12 años junto con su hermano mayor. Esto hacía que el joven sintiera la necesidad de salir a trabajar y dejar el deporte para ayudar económicamente en la casa. Según, uno de sus amigos y jugador de la UCV FC, José Zamora, cuando ocurrió el incidente con su madre, Centeno le dijo que no tenía fuerzas para nada.

Sin embargo, Luis contaba con una pieza muy importante en su vida, su hermano. Franklin Centeno es el hermano mayor del chico y ha sido su principal motor y modelo a seguir para incursionar en el mundo del fútbol. Fue él quien tras todo lo ocurrido le dio las fuerzas al futbolista para continuar con sus sueños, para seguir adelante y nunca mirar atrás.

Hoy en día el asesinato de su madre forma parte de estadísticas y números que reflejan el nivel de violencia que hay en el país. Para el 2015 se tuvo un registro de 516 mujeres asesinadas en la Gran Caracas, según declaraciones de la policía científica para el portal Canaldenoticia en el 2015.

La realidad que oculta la cancha

Eran las nueve de la mañana y Luis estaba en la cocina. El joven futbolista estaba un poco estresado. Tenía tantas ollas y peroles regados que se perdía entre tanto desorden. Era como ver a alguien corriendo de un lado a otro para evitar que se quemara la comida o para ir recogiendo un poco. Fue entonces cuando se dio cuenta de su torpeza y confesó que cocinar no era su talento y apenas había comenzado a experimentar en esta área.

1474409534108La madre del mediocampista era la encargada de cocinar y asear la casa. Era una mujer que prefería cocinar ella que enseñarle a tantos hombres, comentó Luis Centeno. A pesar del desorden en la cocina el resto de la casa estaba en perfecto estado.

Para este joven el día no había comenzado en la cocina, pues tres horas antes había llevado a sus hermanitos al colegio. Luego, a la 1:00 pm tenía que ir a buscarlos y quedarse con ellos el resto del día para cuidarlos y ayudarlos con las tareas.

Estas eran algunas de las tantas responsabilidades que había asumido este chico hace un mes y medio. Sin pensar que todo había comenzado un lunes 19 de septiembre cuando Luis recibió una llamada de su hermano mayor, Franklin. El mismo lo estaba llamando para contarle que habían matado a su madre al frente del hotel Merey en Plaza Venezuela.

El autor del suceso había sido Jesús Escalona, su padrastro y padre de sus hermanitos menores, quien le disparó varias veces a Ingrid Urdaneta, madre de los hermanos Centeno, dentro de un vehículo Toyota Corolla, reseñado en El Universal.

Este hecho destrozó al futbolista. Durante el velorio el chico se encontraba muy mal,  quizás prefería la soledad que alguna compañía, pues su estado era desconsolador, según percibió su amigo, José Zamora. Tanto así que su entrenador, Miguel Ángel Ariza, alegó “Luis no tenía ganas de seguir jugando, pero su hermano y yo hablamos con él, le dijimos que siguiera que le iba a hacer bien el jugar al fútbol”.

Luis Centeno escuchó las sabias palabras de dos personas muy importantes para él. Días después del incidente el jugador de la UCV FC volvió a sus prácticas. “Volvió con todas las ganas”, según Douglas Díaz, capitán del equipo. Ese día al iniciar se reunieron todos en círculo, se abrazaron y comenzaron a rezar el padre nuestro el cual fue dedicado a la madre de Luis. Este detalle de sus compañeros se repitió durante todos los días hasta el final del torneo.

El fútbol forma un equipo de hermanos

jmTras seis días del fallecimiento de Ingrid Urdaneta, madre de Luis, el equipo se enfrentaba a Dvo. Gulima en La Fragua. En el minuto 13, Joseph Miranda anotó el primer gol del partido. El chico corrió hacia uno de sus compañeros quien le entregó una camisa blanca que decía: “Ánimo Luis”. El equipo se ubicó en el medio de la cancha y se persignaron en señal de dedicatoria a Luis y su familia.

Un detalle que Luis no pudo presenciar, pero quedó registrado en fotos. Este apoyo de sus compañeros fue otro de los motivos que lo hizo volver. La iniciativa fue de los muchachos del equipo, comentó su entrenador Miguel Ángel Ariza.

Los chicos se encontraban entrenando para clasificar al torneo Serie de Oro Nacional. Quedaban pocos partidos y estaban muy cerca de pasar a la siguiente ronda. El joven futbolista regresó a los entrenamientos nueve días después de lo ocurrido. “Cuando vino, vino con más fuerza y dijo que llegaría a ser profesional por sus hermanos”, expresó Zamora.

Y así fue, el siguiente partido era contra Catia FC en Sierra Maestra. Era el primer encuentro en el que Luis estaba convocado después de su pérdida. El juego se desarrolló con bastante dominio por parte de la UCV FC. El resultado fue muy alentador para el equipo, 3-0 a favor de los tricolores.

La siguiente semana el entrenamiento fue más exigente, pues se enfrentarían a su último oponente. En este partido se jugaría la clasificatoria como primeros de grupo al torneo. Durante estas semanas se vio a un Luis con ganas y fuerzas para jugar. Un chico más enfocado y concentrado en su deporte. Los resultados fueron una paliza de 7-0 a favor de los universitarios contra Fratelsa SC y el último gol lo había metido Luis Centeno.

La celebración fue a todo nivel. Era un equipo que no le cabía la sonrisa en la cara, especialmente a Luis. El mediocampista acababa de anotar su primer gol desde que comenzó a jugar con el equipo y había sido por su madre. La sub 20 de la UCV FC había clasificado después de tanto tiempo a un torneo de importancia en el país. No solo habían clasificado sino que se perfilaban como mejores de grupo.

luisDurante la celebración su cuerpo técnico sacó una pancarta que decía: “Clasificamos. ¡Por ti Luis!”. Una verdadera sorpresa para todos los muchachos quienes dedicaron el torneo completo a su compañero que tan solo había entrado a jugar con ellos hace 6 meses.

La historia se repite

Cuando Luis tenía 8 años pasó por una experiencia parecida a la de hace meses. Su padre había muerto por una enfermedad en los riñones dejando a una mujer con dos menores solos. Esa mujer era la madre de Luis quien logró salir adelante con ellos dos.

Después de 11 años la historia se repite, pero estaba vez acabando con la vida de su último pilar fundamental, su madre. En esta oportunidad Luis comentó que la pérdida de su mamá había sido más fácil de superar porque ya tenía una experiencia previa. Además, su madre siempre le enseñó a salir adelante. “Fue un ejemplo para nosotros. Siempre con la cara en alto, saldremos adelante con nuestros hermanitos”, aseguró el jugador de los tricolor.

La psicóloga, Carolina Mora, explicó que al pasar por una situación determinante en nuestras vidas tendemos a desarrollar un estilo de afrontamiento que es ese “background” que te enseña como superar de manera más rápida el dolor o situación por la cual estas pasando. “Cuando ocurre por segunda vez esa experiencia ya tú estas preparado porque manejas ese conjunto de herramientas que te ayudaran a enfrentar esa nueva situación”, aclaró Mora.

Sin embargo cada persona reacciona de maneras diferentes ante una pérdida, sin importar las manifestaciones que ha presentado ante acontecimientos similares anteriormente ocurridos. Cada cabeza se expresa según variables como por ejemplo los diferentes niveles de aprecio hacia una persona, explicado en el Vol. 33 de Análisis y modificación de la conducta en el 2007.

Por los momentos, Luis Centeno solo piensa en seguir adelante, en luchar por sus hermanitos que son su motivación. Por ahora, el mediocampista no tiene ninguna convocatoria segura en algún equipo, pero aspira tener muchas opciones y seguir luchando por lo que tanto quiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s