El debate entre comer de la basura o pasar hambre en Caracas

Se ha vuelto común ver en las calles de la capital de Venezuela a personas revisando la basura en búsqueda de alimento. La escena se repite todos los días, y se está generando un problema de salud pública, contaminación y un aparente incremento de indigencia.

Por: Eglys Marquina

“Nosotros estamos aquí esperando a mi tía”, es la respuesta de uno los jóvenes que están sentados en la salida trasera de una panadería en Los Chaguaramos, urbanización al este de Caracas. Aparentan unos 17 o 18 años, no tienen mal aspecto, su ropa no está desgastada, pero su piel muestra signos de escabiosis, una de los consecuencias de comer comida de la basura, de acuerdo al nutricionista Pablo Hernández.

La indigencia en la cotidianidad caraqueña

Cuando se llega a un nivel en el que no se puede resolver la situación alimentaria las personas se ven obligadas a buscar comida en la basura, son personas que se encuentra en estado de indigencia, presume el también dietista, Pablo Hernández. Sin embargo, hay distintas acepciones para referirse a estas personas, ya sean vagabundos que se mueven de un lugar a otro, vagos o personas sin profesión, y mendigos que suplican por comida o alimento, según lo establece el diccionario de la Real Academia Española.

Una mezcla de estos términos es lo que podemos ver en las calles de Caracas, en todos los escenarios, de este a oeste de la capital venezolana. Las características más predominantes de estas personas son las ropas de talla muy grande o muy pequeña, aunque no en mal estado, morrales sucios en los que guardan lo que consiguen en la basura, su delgadez, la piel reseca y con múltiples ronchas, signos de la sarna y deshidratación.

Observando a estos grupos en Santa Mónica y Los Chaguaramos, urbanizaciones de la capital venezolana, se puede constatar que se movilizan en grupos de entre 5 y 7 personas. Además, empiezan su jornada de recolección y búsqueda al final de la tarde, cuando la mayoría de los establecimientos de la zona sacan los desperdicios del día. Mercados, restaurantes y panaderías son los sitios predilectos en donde se congregan. 

GENTE EN LA BASIRA
Fotografía: Wladimir Campos

Esto lo evidencia el señor Antonio, quién es dueño de una panadería en la urbanización Santa Mónica de Caracas. Específicamente, señala que todos los días los indigentes están a las 5 o 6 de la tarde revisando la basura, y que para lidiar con este problema a optado por pedirles que no rieguen la basura, ni rompan de las bolsas. “Ellos puedes revisar, pero que no hagan un desastre”, finalizó.

En la salida de otra panadería de la zona, los dos jóvenes que “esperan a su tía” no parecen un riesgo para los transeúntes de la zona, al igual que las demás personas que practican la actividad en cuestión; sin embargo, las personas les rehuyen. Al momento de preguntar la razón de su estancia en aquel sitio, el joven se mostró muy interesado al preguntar “¿tú dónde vives?”.

Muestra de la desconfianza y el temor hacia estas personas, son los encargados de un restaurante de comida árabe en Los Chaguaramos . Estos jóvenes comentan que en el establecimiento ya no sacan la basura sino hasta que llega el camión, debido a que los desechos del local son sobras de comida y eso atrae mucho más a los indigentes. “Tenemos como 4 meses viéndolos, llegan en grupos grandes buscando comida en la basura. Y uno no sabe que intenciones tienen ellos, así que no les damos nada”, sentencia uno de ellos.

Debido a la zozobra que genera la presencia de estas personas, las autoridades policiales ya han sido llamadas a intervenir en la situación. Varios establecimientos de la zona han realizado denuncias por la permanencia de los indigentes en la cercanía de los locales. La acción de los cuerpos de seguridad se limita a llegar adonde esté el grupo de personas y desalojarlos, sin ninguna otra consecuencia legal.

La contaminación: otro factor de una sociedad en crisis

Del otro lado de la ciudad, en la urbanización La Castellana del municipio Chacao, barrenderos de la comunidad son claros en la molestia que les genera esta situación. Daniel Sálazar, trabajador de Ambiente Chacao, explica que tienen que recoger la basura que riegan los indigentes hasta 5 veces al día.

“Nosotros trabajamos con eso, nos toca hacerlo. Todos los días estamos fijos en este cuadrante, y nos riegan la basura una y otra vez”, cuenta el barrendero. Por otro lado, revela que los supervisores están conscientes del problema, pero que no hay mucho que puedan hacer al respecto, y que a pesar de esto, la orden es recoger la basura, que “de paso huele muy mal.”

dsc_0431-300x201
Fotografía: Ambiente Chacao

El trabajador de Ambiente Chacao y su compañero, quien prefirió no revelar su identidad, coinciden en que la gente está pasando hambre. “Sí a nosotros se nos hace difícil conseguir la comida, imagínate a ellos que no tienen alimento. En toda Caracas, ellos buscan y comen de la basura.”

Las personas que deciden buscar alimentos en la basura ya han definido una metodología eficiente para hurgar en las desechos de las personas, al menos en Los Chaguaramos y Santa Mónica.

Se les puede observar al final de la tarde, esperando que saquen las bolsas de basura de las casas, restaurantes, panaderías y mercados. Luego de esto, proceden a agrupar la basura en ciertos puntos de la calle. Sobre los montones de bolsas colocan una caja de cartón o cualquier otra cosa que le sirva para, finalmente, recolectar lo que encuentren en la basura.

En el momento en que el camión del aseo llega, los indigentes revisan rápidamente la basura, a la vez que “ayudan” a lanzar las bolsas al contenedor del camión. En otras ocasiones, persiguen el camión por toda la calle pidiendo revisar las bolsas. Otras veces, simplemente rompen las bolsas de aseo, revisan y toman lo que encuentran en buen estado, y dejan el resto de la basura regada en la calle.

GENTE EN LA BASIRA
Fotografía: Wladimir Campos

Venezuela con hambre

“El hambre es muy mal consejero. El hambre es justamente lo que está provocando todo este cambio, de que el hombre tenga que dejar su corteza cerebral, para ir hasta lo más íntimo del cerebro que es donde está nuestra parte animal, ya que definitivamente comer es una necesidad básica y hay que satisfacerla”, explica el nutricionista y dietista Pablo Hernández.

Y sobre el hambre de los venezolanos se refirió, el pasado mes de julio de 2016, el Vicepresidente del Consejo de Ministros para la Planificación, Ricardo Menéndez, cuando aseguró que el 94% de la población venezolana come tres o más veces al día. Esto a pesar de la denominada “guerra económica” que enfrenta el gobierno venezolano.

En estas declaraciones, realizadas en el foro para la Agenda de Desarrollo Sostenible para las Naciones Unidas, y reseñadas por Globovisión, Menéndez sostuvo que los programas de alimentación escolar alimentan a más de cuatro millones de estudiantes venezolanos; y que además, el desarrollo de planes en áreas como la alimentación, salud, educación y tecnología, son prioritarios para el gobierno. 

En el mismo orden de ideas, el Instituto Nacional de Nutrición publicó el Perfil Alimentario y Nutricional para los años 2013-2014. En los que destacan que Venezuela se encuentra en “la franja verde del mapa de hambre en el mundo con una prevalencia de subalimentación de menos del 5%”.

encovi
Fuente: Encovi. Infografría: Gina Domingos @inadomingos

Por otra parte, el último sondeo llevado a cabo por la Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI) para noviembre de 2015, mostró que es el 87% el que come tres veces al día, en contra del 94% que afirma el gobierno. La encuesta hace énfasis en el  12,1% de la población  que dejó de comer tres veces al día, renunciado a una o dos comidas diarias. El 12,1% que deja de comer, corresponde a unos 3 millones de venezolanos, los de más bajos recursos.

Con respecto a aquellos venezolanos que sí comen 3 veces al día, se pronunció el Observatorio Venezolano de la Salud. En marzo de 2016 publicaron un informe en el que afirman que el 75% de los venezolanos mantienen una dieta basada en carbohidratos, y que las proteínas de alto valor nutritivo son escasas en las mesas de los venezolanos, lo cual puede generar en el futuro una población con altos índices de anemia.

Al borde de una emergencia sanitaria

Las consecuencias de la ingesta de comida en descomposición, o que venga de un medio contaminante no son pocas: enfermedades del tracto gastrointestinal, enfermedades transmitidas por bacterias, por roedores, moscas o animales callejeros, deficiencias nutricionales y vitamínicas, dermatitis, escabiosis, diarreas, deshidratación, déficit cognitivo; así las enumeró el nutricionista Pablo Hernández.

El también profesor de la Universidad Central de Venezuela, destaca que los niños son los más afectados por esta situación, ya que su sistema inmune es más delicado y se compromete su proceso de desarrollo. “Se generan niños anémicos, niños de baja estatura, niños malnutridos”. Explica que de los venezolanos afectados por la crisis alimentaria que atraviesa el país, el 23% de ellos son niños.

sin-titulo
Las personas buscan comida en la basura, al verse imposibilitados para conseguirlas por la pobreza en la que viven

El personal de los Centros Ambulatorios del Municipio Chacao, niegan tener casos de personas que ingresan por consecuencias de ingerir comida de la basura. Sin embargo, enfermeras de estos centros asistenciales expresan que es cada vez más común ver indigentes comiendo en la basura, y que esto representa un grave riesgo para la salud pública.

Pablo Hernández expresa que mientras más tiempo pase sin resolverse este nuevo dilema, se van a presentar más consecuencias. “Lo importante es conseguir una solución a este problema en el corto o mediano plazo, y no en el largo plazo”. Mientras tanto, las bolsas de basura siguen siendo el bufet de comida de una creciente cantidad de caraqueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s