Virus Zika no es causa para interrumpir embarazos

La relación del Virus Zika con la microcefalia ha alarmado a muchas embarazadas. Países latinoamericanos han dado la posibilidad a mujeres de interrumpir el embarazo y así evitar nacimientos de niños con malformaciones, sin embargo, especialistas afirman que esta no es una causa determinante para abortar debido a que no todos los casos son iguales

Por Josnelly Maldonado

 Aunque el Virus Zika (ZIKV) es una enfermedad emergente en Latinoamérica, su rápida propagación y nuevas complicaciones, como la microcefalia, ha conllevado a muchas mujeres a preguntarse si deben interrumpir el embarazo o dar a luz a un bebé con malformaciones.

Todo empezó por la polémica recomendación de un Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien instó a los países afectados por el ZIKV a poner a disposición asesoramiento sexual a las mujeres y su derecho a abortar.

La doctora Israelys Núñez, médico general en el Hospital Padre Oliveros de Nirgua, precisó que las malformaciones congénitas, como la microcefalia, no son una causa determinante para interrumpir un embarazo. “En el caso del tópico del Zika, es frecuente las malformaciones a nivel neurológico, siendo la microcefalia una de las más comunes. Sin embargo, esta no es una causa para interrumpir el embarazo”, resaltó.

Asimismo, Núñez explicó que se puede considerar la práctica de un aborto terapéutico si el feto trae consigo una patología incompatible con la vida, como la anencefalia, la cual es la ausencia de la bóveda craneal y la masa encefálica. De igual forma, acotó que se podría aplicar tal procedimiento médico si la madre presenta hemorragias u otras complicaciones, como el aborto, y así reestablecer la vida de la parturienta.

En febrero del presente año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia sanitaria global debido al aumento de casos de niños con problemas neurológicos asociados al ZIKV, principalmente en Brasil. Este hecho conllevó a que la petición de píldoras abortivas a través de internet se incrementara en Latinoamérica.

150611122654_zika_640x360_thinkstock_nocredit
El virus Zika llegó a Venezuela a finales de 2015 | Foto: BBC.com

Según una investigación publicada en el New England Journal of Medicine, las alertas por el ZIKV conllevaron a muchas gestantes a buscar alternativas de aborto en internet, principalmente en Women on Web, una organización sin fines de lucro que facilita píldoras abortivas y consultas a mujeres que habitan en países donde el aborto no está permitido.

De acuerdo a un informe de dicha organización, en Venezuela los pedidos aumentaron 93,3%, ocupando así el segundo lugar de los países latinoamericanos con más peticiones después de Ecuador con un aumento de 107,7%.

El ZIKV puede presentarse de manera asintomática lo cual hace difícil su diagnóstico o, por otra parte, se puede confundir con los síntomas del Dengue o Chikungunya, cuyas enfermedades son transmitidas por el mismo vector Aedes Aegypti. La epidemiólogo Carolina Tellería expuso que la embarazada infectada no debe alarmarse si su caso no es confirmado. “Sí se debe preocupar y realizar sus ecos perinatológicos que son los que se indican en caso de sospecha de Zika, porque Zika como tal no sabemos hasta que no se tengan resultados”, apuntó.

Según el Observatorio Venezolano de Salud (OVS), en una nota de prensa publicada en su página web (www.ovsalud.org), a principios de marzo, Venezuela registró 941 embarazadas con sospecha de ZIKV. Mientras que el 67,7% de un total de 226 muestras estudiadas de embarazas resultaron positivas.

Cabe destacar que el Instituto de Nacional de Higiene “Rafael Rangel”, ubicado en la Universidad Central de Venezuela, es el único organismo en el país donde se estudian las muestras de sangre para determinar la presencia de Zika o descartar si es otra enfermedad transmisible emitida por el mismo vector.

 No todos los no casos son iguales

Las complicaciones del ZIKV en embarazadas varían de caso en caso. También depende de las semanas de gestación en la que fue afectada la madre por el virus. Si bien es cierto que son embarazos de alto riesgo, por la afectación al bebé, también la madre podría presentar complicaciones significativas como un aborto. Sin embargo, no existe evidencia de que las gestantes sean más susceptibles al Zika.

Caso particular es el de Zaida Hernández, quien a la espera de su segundo hijo, a las 12 semanas de gestación contrajo el ZIKV casi asintomático, puesto que sólo presentó los ojos rojos–no llegó a ser conjuntivitis, uno de los principales síntomas del virus– y sarpullidos en los brazos.

“El 30 de enero me enteré que estaba embarazada y aproximadamente el 15 de febrero comencé a presentar los síntomas. El 20 de febrero, cuando me hacen el eco-control que correspondía, ya no había actividad cardíaca. Ochos días antes había dejado de latir su corazoncito”, relató Hernández, quien es enfermera en el Hospital Central de San Felipe.

Luego del degrado que le realizaron a la paciente, los especialistas tomaron muestras de tejidos y líquido para realizar estudios, los cuales arrojaron que el ZIKV fue la causa de muerte del feto.

De acuerdo a las investigadoras en bioquímica de la Universidad de Carabobo, Normig Zoghbi y Ángela López, en su artículo sobre el Zika y su posible huella en la salud materno-infantil, exponen que ha habido un aumento en la incidencia de abortos y óbito fetal y, actualmente, se investiga su relación con el parto pretérmino y restricción del crecimiento intrauterino.

Así mismo, se pueden presentar otras formas de afectación graves en el feto. La doctora Judith Toro Merlo, gineco-obstetra en el Hospital José Gregorio Hernández de Caracas, comentó que la complicación que más genera angustia en la población es la microcefalia, la cual es una limitación en el crecimiento de la bóveda craneana, del cerebro y de las estructuras nerviosas.

Además Toro Merlo señaló que aún después del desarrollo de la cabeza, el cerebro puede ser afectado. “Muchas veces se piensa que en las primeras etapas, luego del desarrollo de la cabeza, el cerebro no puede ser afectado, pero la mujer tiene que seguir su control prenatal y sus evaluaciones ecográficas de todas las estructuras neurológicas para poder ver si se está desarrollando alguna complicación”, expuso.

El Ministerio de Salud aún no ha reportado oficialmente el síndrome congénito asociado al Zika, cuyas cifras de infectados por el virus tampoco son reconocidas en el último boletín epidemiológico publicado en 2015. Sin embargo, la Red Defendamos la Epidemiología, hasta la última semana de julio, lleva registrados 73.806 casos de Zika en todo el país, según José Felix Oletta, director de la Red, en una entrevista dada a Efecto Cocuyo.

Por su parte, la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) reportó el 27 de abril de 2016, a un bebé con la cabeza más pequeña, dilataciones en los ventrículos cerebrales y calcificaciones. Siendo este el primer caso de microcefalia en Venezuela. El caso se reportó en el estado Sucre, al nor-oeste del país, en la localidad de Carúpano.

Hasta ahora se han reportado 23 casos de microcefalia en el país. Ocho recién nacidos en la Maternidad Concepción Palacios y 15 niños en la Maternidad Candelaria García del estado Sucre, según información publicada en Efecto Cocuyo, cuyo medio de comunicación ha sido el único encargado de indagar y divulgar datos sobre el tema.

El cuadro clínico de la microcefalia puede variar. Se estima que en las primeras 13 semanas de gestación el feto es más vulnerable a contraer consecuencias significativas. No obstante, no se descartan las próximas semanas del embarazo, pero en estas disminuye el riesgo de que el bebé desarrolle malformaciones congénitas.

“No sólo está la microcefalia, sino que pueden haber otras alteraciones que afecten al feto, como problemas auditivos y visuales”, explicó la epidemiólogo Carolina Tellería.

Es importante acotar que hay casos en que el embarazo puede darse sin ninguna complicación pese a que la madre haya sido infectada por el ZIKV. Tal es el caso de Anais Arrieche, quien estuvo infectada por el virus a las 13 semanas de gestación. A principios de marzo presentó únicamente fogaje y erupción en la piel, y de inmediato se dirigió al centro de salud.

“Tuve bastante miedo. Ya me había hecho tres ecos perinatales cuando me lo diagnosticaron. El niño venía sano pero la mente vuela”, expresó Arrieche, madre de Mathias, un bebé de 3750 kg y 51 cm que nació totalmente sano.

La doctora Judith Toro Merlo indicó que no todos los casos son iguales, pero la constante observación es fundamental en niños con alteraciones neurológicas. “Siempre va a ser importante el seguimiento de esos niños a largo plazo para ver cómo va a ser su comportamiento neurológico, su aprendizaje, su inserción a la sociedad, su desempeño, si hay un grado de retardo mental, etc.”, destacó.

Además, la doctora del Hospital José Gregorio de Caracas señaló que en el país se sabe poco del ZIKV debido a que es una enfermedad relativamente nueva, pero por la experiencia de los países vecinos, Colombia y Brasil, se ha ido armando un comportamiento ante esta enfermedad en Venezuela.

wp_20160906_002
A sus dos meses de nacido, Mathias Vásquez, no ha presentado  ninguna complicación | Foto: Josnelly Maldonado

Entre la ética y la moral

Las complicaciones presentes en los fetos debido a la infección del ZIKV no sólo han causado angustia en la población, sino que también dieron paso a un controversial debate, en diferentes países del mundo afectados por el virus, sobre el permitir la interrupción del embarazo.

Hablar de aborto en Venezuela o en gran parte de Latinoamérica resulta complicado debido a que no está permitido legalmente y, además, por ser regiones cristianas donde habita 48% de los católicos en el mundo, según el Anuario Pontificio, publicación que registra anualmente datos y novedades referentes a la Iglesia.

Así, pues, existe controversia entre lo que exponen las leyes y lo que piensa la comunidad cristiana sobre el aborto. La abogado Ruth Rodríguez considera que sí debería practicarse la interrupción del embarazo en mujeres infectadas por ZIKV. “El niño vendría con una malformación que no le va a permitir desarrollarse como persona independiente. Y  la legislación venezolana también dice que se tiene el derecho al libre trabajo, a formar una familia, a tener una relación”.

El niño con microcefalia presentará problemas de aprendizaje y, en algunos casos, retardo normal. El desarrollo cognitivo no será el mismo que otros niños de su edad, lo cual repercute en el ámbito social, familiar, emocional y psicológico de quien lo padece.

recien-nacido-con-microcefalia
Los casos de microcefalia no eran tan frecuentes hasta el brote del Zika | Foto: BBC.com

El Código Penal venezolano justifica el aborto sólo cuando la vida de la madre está en peligro. “No incurrirá en pena alguna el facultativo que provoque el aborto como medio indispensable para salvar la vida de la parturienta”, según lo establecido en el artículo 433 de dicho reglamento.

Aunque el abogado Julio Gómez está de acuerdo con interrumpir del embarazo, en casos que ya haya sido confirmada alguna malformación, no deja de lado la concepción que tiene el Código Penal sobre el aborto. “Nuestro código establece que el aborto es un delito contra las personas. Considerando que el ser humano tiene autonomía biológica-jurídica desde su concepción y el derecho que tiene el feto a la vida”, expuso.

La práctica del aborto debido a las consecuencias del ZIKV no es aceptada por todos debido a que no se puede saber con exactitud cuánto puede afectar el virus al bebé. José Félix Oletta, miembro de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, en su artículo “El Zika y el dilema de abortar”, publicado en el sitio web de Analítica, resalta que no todos los fetos presentaran la misma complicación. “No todos los niños nacidos de madres que sufrieron Zika presentarán microcefalia”.

Asimismo, Oletta, ex Ministro de Salud, enfatiza que una estimación preliminar sugiere que el fenómeno podría ocurrir en 1 de cada 1000 embarazos. Además, no justifica la autorización para inducir el aborto cuando en la mayoría de los casos los fetos serán normales y viables.

La visión médica sobre esta práctica también está en discusión. Mientras que algunos profesionales están a favor de la interrupción del embarazo, hay otros que lo repudian totalmente. La gineco-obstetra Judith Toro Merlo sostuvo que la práctica del aborto terapéutico por razones del ZIKV está limitada en Venezuela debido a que el feto es quien está en peligro y no la vida de la madre.

En cambio, el bionalista Franchi García ve necesario interrumpir el embarazo. “Ya está aceptado a nivel de la Organización Mundial de la Salud. Es necesaria la interrupción del embarazo debido que el niño viene con malformaciones y esto evita a futuro complicaciones más severas en cuanto al desarrollo y crecimiento del niño”, expresó.

No se queda atrás la comunidad cristiana, la cual no justifica el aborto terapéutico en ninguna mujer sana o infectada por el ZIKV. “El cristianismo nunca lo aceptaría. La Biblia nos enseña a no matar. No se debería aplicar el aborto bajo ninguna circunstancia”, exclamó Deibis Sequera, miembro de la comunidad cristiana Maranatha.

De igual manera, Sequera calificó como espantosa la recomendación del alto comisionado de la ONU, puesto que el aborto es un pecado contra Dios.

Clima no favorable

Actualmente, la situación epidémica se ha vuelto difícil de manejar tanto en Venezuela como en los países vecinos. Desde el 2015 hasta el 22 de septiembre del presente año, 47 países confirmaron casos autóctonos por transmisión vectorial del ZIKV, según la última actualización epidemiológica de la OMS.

Jaime Torres, médico infectólogo y jefe de la sección de Infectología del Instituto de Medicina Tropical, expuso en una videoconferencia sobre las complicaciones del Zika, realizada en la UCV, que la vista panorámica en el país sobre el virus es grave, además, que desde el 2014 se vive de forma simultánea tres epidemias virales de un mismo vector.

Así mismo, Torres detalló otra posible complicación en los fetos relacionada con el ZIKV. “Otra complicación podría ser la Artrogriposis que es la hiperflexión exagerada de algunas articulaciones en el recién nacido, muchas veces producido por contracturas severas a nivel muscular”, manifestó.

En Venezuela el problema recae en que el aborto no es legal y el acceso a los métodos anticonceptivos cada es más difícil por la escasez. La recomendación de los especialistas es postergar el embarazo mientras exista un control moderado del vector.

“Hay un aumento en la tasas de natalidad y una epidemia activa que aumenta el riesgo en poblaciones a padecer la infección. Lo recomendable es posponerlo y tener una planificación familiar adecuada”, resaltó Israelys Núñez, médico general.

Aunado a los problemas, la falta de campañas preventivas e informativas sobre el virus y sus complicaciones conlleva a que la comunidad no esté al tanto de la situación epidemiológica del país y todo lo que esto implica. “Hacen falta campañas de prevención y educativas, sobre todo de prevención en las escuelas donde está la mayoría de los niños”, comentó Franchi García, especialista en Epidemiología de Enfermedades  Metaxénicas.

Sin embargo, una fuente cercana al Ministerio de Salud, quien prefirió mantenerse en anonimato, comentó que las autoridades públicas han hecho lo posible para erradicar el vector del país. En cuanto al síndrome congénito asociado al ZIKV dijo que tal ente publicó un protocolo de manejo pre y post-parto adaptados a la realidad local, y de esta forma las embarazadas y mujeres en general conocieran los riesgos que pudieran contraer por el virus.

Por su parte, la doctora Judith Toro Merlo, quien también trabaja en el Ministerio de Salud, apuntó que tal ente ha tomado sus previsiones en cuanto al nivel de vigilancia del vector. “El Ministerio de Salud ha emprendido en aquellos sitios que son de mayor riesgo algunas campañas de fumigación para tratar de controlar el vector, sin embargo, queda mucho por hacer en este terreno”.

La epidemia del ZIKV podría resultar ser fatal y el temor es que las cifras sigan en aumento. Según cálculos del infectólogo Jaime Torres, en Venezuela pueden llegar a nacer entre 500 y 1000 niños con el síndrome congénito asociado el Zika si las autoridades públicas no fijan posición sobre la epidemia.

 

Foto principal: gaianet.com

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s