Hospital Universitario de Caracas se encuentra de cara a un cierre técnico

Médicos se hallan con las manos atadas al no tener los recursos básicos para atender a pacientes. Fallas en los equipos han generado el cese de diversos servicios en el hospital. Autoridades no proveen respuesta ante la situación

Sarah Acosta

La aguda crisis en materia de salud que mantiene afectados a varios hospitales públicos en el territorio nacional ha tocado la realidad del Hospital Universitario de Caracas (HUC). La falta de insumos, equipos y demás materiales médicos amenazan con provocar el cierre técnico de la institución.

Un hospital militarizado desde la entrada y demás áreas comunes, dificultando el acceso de civiles y familiares que acuden al horario de visita, avisos que indican que no funcionan servicios como rayos X, laboratorio, entre otros y largas filas en la ventanilla de farmacia: son algunos de los lugares comunes que se recorren hoy en día en ese centro asistencial.

foto-27-9-16-2-47-54-p
Foto: Sarah Acosta

Autoridades oficiales se niegan a dar información sobre el estado del Hospital Universitario; el Ministerio del Poder Popular para la Salud se mantiene en un rotundo hermetismo con respecto a dar información, así como la directiva del mismo hospital. No hubo respuesta por parte de ningún ente para concretar una entrevista.

Empleados aseguran que están trabajando con las manos. Glorys Contreras, médico intensivista del HUC, calificó de muy deficientes los servicios que se están prestando actualmente en el recinto. “En cada guardia voy prácticamente a trabajar con las uñas y ni siquiera, solamente tengo mis recursos en conocimiento porque de resto no hay ni cómo hacer una vía central”, aseveró.

Para los médicos, enfermeros y demás equipo que labora para el sector salud, el panorama se hace cada vez más cuesta arriba cuando se trata de salvar vidas. Una encuesta realizada por la organización de Médicos por la Salud demostró que se ha incrementado un 87% la falta de insumos médicos en hospitales con respecto al año pasado.

El presidente de la Federación Médica Venezolana (FVM), Douglas León Natera, aseguró al diario Panorama que los hospitales del país no tienen la capacidad para atender a los pacientes. Declaró que solo el 5% de los insumos médicos están llegando a las instituciones.

Un artículo publicado en el diario El Nacional, reveló que ya han fallecido pacientes oncológicos en el Hospital Universitario debido a la falta de materiales para realizar los exámenes correspondientes a los donantes de plaquetas. Concluyen que al 90% de los pacientes oncológicos no se les presta la atención adecuada.

Personal trabaja a medias

A pesar de que el personal que labora en las instalaciones del Hospital Universitario pone su empeño para brindar un servicio de calidad, dentro de sus posibilidades, la crisis les está ganando terreno.

“Estamos en una verdadera crisis, nos encontramos trabajando en condiciones paupérrimas, es un verdadero declive de lo que anteriormente fue el mejor hospital del país”, lamentó Gherzon Casanova, presidente de la Sociedad de Médicos internos y residentes del Hospital Universitario de Caracas.

No hay reactivos para gran parte de los análisis, también falla el aire acondicionado, los tubos aparecen y desaparecen. Los trabajadores evitan llevar a sus parientes a su propio hospital, ni siquiera a urgencias, así lo describió una crónica publicada en el diario El Mundo.

Aurelio Gómez, enfermero de la institución, admitió que han tenido varias dificultades al momento de atender a los pacientes. “A veces usamos un solo par de guantes para toda la tarde, o si no con un solo monitor medimos tres presiones arteriales pasando de cable en cable”, detalló.

Así mismo, confesó que también se han presentado complicaciones mayores que involucran inconvenientes con los equipos. “En una oportunidad un paciente cayó en un paro y el monitor no reflejaba ningún complejo, tuvimos que tomarle el pulso manual y darle RCP”, relató Gómez.

el-estimulo
Foto: El Estímulo

La doctora Glorys Contreras señaló que muchos de los medicamentos básicos para tratar a pacientes no existen dentro del inventario del hospital. “No hablo de equipos, sino de los medicamentos más simples para una terapia intensiva que hoy en día no se consiguen”, declaró.

Por su parte los servicios de cirugía funcionan de forma intermitente, tal es el caso del área de cirugía cardiovascular, que a pesar de que no se ha paralizado sí han tenido que declinar numerosos casos por falta de condiciones para operar.

De los 12 quirófanos existentes en el hospital, solo tres se mantienen operativos: el de cirugía cardiovascular, el general y el de emergencia, según reseñó el portal web El Estímulo.

“Más de 50 pacientes al año han sido suspendidos en el servicio de medicina cardiovascular. Hay una lista de espera que se acerca casi a los 1.000 pacientes solo en el caso de esta área”, comentó el médico cirujano Adrián León.

Las listas en todas las especialidades superan las 5.000 personas que esperan ser operadas si corren con la suerte de que su quirófano esté en funcionamiento, así lo expresó la crónica publicada en el diario El Mundo.

diario-republica
Foto: Diario República

Uno de los casos que ilustra esta situación es el de Carmen Figuera, familiar de un paciente recluido en el Hospital Universitario. “Tengo dos años y medio esperando que me operen una hernia umbilical y nada; me suben, me dan de alta, me dicen que se infectó el pabellón, que no hay anestesiólogo, etcétera”, denunció.

Los galenos han resuelto llegar a un acuerdo con los pacientes explicándoles la situación para que costeen parte de los insumos y así poder operar. “El problema real es la carencia de insumos en primer lugar y el deterioro de los equipos ya existente”, señaló León.

Perspectiva de los afectados

Los principales afectados con esta problemática son los pacientes y sus respectivos familiares. “El que no tiene recursos está fregado porque no tiene cómo hospitalizar a su pariente en una clínica, y en vez de dejarlo morir en una cama lo mandan a otro hospital”, refirió Carmen Figuera, familiar de paciente recluido en el Hospital Universitario de Caracas.

“Los pacientes se terminan yendo por su propia cuenta. Por una orden de la dirección del hospital no se puede referir al paciente a otro centro asistencial. Cuando los familiares ven que no hay con qué atender a los pacientes se los llevan a otro centro”, expresó Casanova.

Ángel González, familiar de un paciente con bocio multinodular, comentó que no lo pudo operar en el Hospital Universitario por la cantidad de personas que se encuentran esperando. “Teníamos 1.000 personas por delante y no quisimos esperar porque es un nódulo que se necesita extraer lo más rápido posible para impedir que crezca”, expresó.

“Aquí no hay insumos para pacientes ni para nadie, los que ingresan a sus familiares deben hacerse cargo de todo eso porque el hospital no tiene cómo responder”, apuntó Figuera.

Alimentación en tiempos de crisis

La situación tampoco es diferente para el departamento de nutrición, pues debido a la dificultad para la adquisición de rubros se han visto obligados a reducir la cantidad de las raciones de comidas diarias que se le proporcionan a los casi 1.000 pacientes que se encuentran en el hospital.

“Ha habido protestas de los familiares de los pacientes hospitalizados y de los mismos enfermos porque no es posible que sirvan una galleta con un huevo sancochado”, apuntó la médico intensivista Glorys Contreras.

Sin embargo, Maritza Rodríguez, jefa de nutrición del Hospital Universitario, expresó que aunque han tenido que verse obligados a reducir considerablemente las porciones de las comidas que se sirven al día, nunca se ha dejado de cumplir con el servicio. “Este es uno de los hospitales que trata de resolverle al paciente aunque sea con una ‘bala fría’”, aseveró.

foto-27-9-16-2-48-02-p
Almuerzo en el Hospital Universitario. Foto: Sarah Acosta

Familiares de los pacientes han tomado la iniciativa de llevarles algún tipo de alimentación extra, aparte de la que brinda el hospital, para mitigar la reducción de porciones, según explicó un familiar que se acercó a entregar una taza de comida al momento de la entrevista con la jefa de nutrición.

Sobre los diversos rumores que han apuntado los medios de comunicación acerca de que la comida del Hospital Universitario ha generado bacterias a los pacientes, Rodríguez alegó que no puede confirmar el hecho puesto que en su guardia no ha sucedido eso.

Salarios no son un consuelo

El personal que labora en el Hospital Universitario lo hace por verdadera vocación, pues empleados comentan que el sueldo no es realmente un incentivo, y muchas veces los pagos se realizan a destiempo.

“El pago llega muy tarde, el aumento lo pagan al mes, uno entra como suplente y tarda tres meses sin cobrar los tickets, es un problema. Hay deficiencia hasta de personal por ese tema”, contó Aurelio Gómez, enfermero del hospital.

Por su parte, la doctora Glorys Contreras, médico intensivista, denunció que debido a esta situación los médicos ya no quieren ejercer el postgrado en medicina crítica, ya que es muy sacrificado y mal pagado. “Solamente contamos con dos intensivistas y un residente de segundo grado”, sentenció.

¿Cierre técnico?

El hospital Universitario de Caracas, considerado anteriormente como el mejor de América Latina hoy en día se considera en ruinas por médicos y demás colegas del entorno de la salud.

El médico cirujano Adrián León infiere que es muy probable que se produzca un cierre técnico del hospital si las condiciones continúan como están dadas. “¿Que si estoy de acuerdo con que haya el cierre técnico? Pues, si no hay nada con qué resolver es obligatorio que vaya a haber un cierre técnico del hospital”, concluyó.

De igual forma, la doctora Glorys Contreras admitió que el hospital no es el mismo que ella conoció hace 18 años. “Aquí por cuestiones gubernamentales buscan maquillar todo y decir que todo está bien, pero la realidad es que el hospital está bastante decaído, falto de insumos y de personal”, señaló.

“Este hospital es prácticamente la universidad, es como el corazón de Caracas, la universidad principal”, reflexionó Carmen Figuera, familiar de un paciente, sobre la posibilidad del cierre técnico de la institución.

Finalmente, el presidente de la Sociedad de Médicos internos y residentes del Hospital Universitario de Caracas, Gherzon Casanova, concluyó que el hospital está cesando sus actividades paulatinamente, y confirmó que de continuar esta crisis el hospital se cerrará sin necesidad de realizar protestas.

Igualmente, informó que a pesar de las múltiples reuniones que han sostenido con los organismos competentes no han obtenido ningún tipo de respuesta que contribuya a solucionar la problemática. “Siempre hemos expuesto la situación en la que se encuentra el hospital. Hemos llevado los reclamos hasta la Asamblea Nacional, pero no hemos tenido ningún tipo de respuesta”, finalizó Casanova.

FOTO PRINCIPAL: Versionfinal.com.ve

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s