EPIDEMIA DE MALARIA GOLPEA AL ESTADO SUCRE

La escasez de insumos, equipos y logística no permite que la epidemia sea tratada como es debido. El municipio Benítez presenta la mayor incidencia de casos del estado. El personal calificado no tiene acceso a la data de la epidemia

Yurmaris Zanardo Gabán

En el olvido quedó el reconocimiento que la OMS le diera al doctor Arnoldo Gabaldón, en 1960, por lograr que Venezuela fuese el primer país en eliminar la Malaria. 56 años después la realidad es otra. Venezuela enfrenta una epidemia con 348.285 casos reportados en el primer semestre de 2016,  lo que supone a 211.883 enfermos más que el año pasado. 

En el estado Sucre, territorio endémico de Malaria, la situación es igual de alarmante. Hasta el mes de agosto se han diagnosticado un total de  9.249 pacientes con Paludismo, lo que lo sitúa como el tercer estado con más casos en el país.

La situación, expresó Inspector de Salud Pública del estado, es crítica porque no se están tomando medidas preventivas, no hay planificación para evitar la incidencia de casos. La escasez ha despojado al estado de los recursos necesarios para prevenir la enfermedad, no hay insecticidas, materiales para el diagnóstico, ni medicamentos.

 

Diagnóstico de la Malaria

El proceso para identificar si un paciente tiene Malaria pasa por varios pasos según lo explicado por la Licenciada Carmen Suárez, perteneciente al departamento de Vigilancia Epidemiológica del estado Sucre. Los pacientes que presentan un clínico de fiebres, escalofríos, dolores musculares y cefaleas llegan al ambulatorio donde son atendidos y remitidos al municipio sanitario, que es  donde les toman la muestra. Luego de confirmado el caso, se le asigna el tratamiento correspondiente para el tipo de parásito que se tiene.

El bioanalista Ronald Ramírez advirtió que es fundamental realizar la prueba de forma inmediata porque el parásito rápidamente se deposita en el torrente sanguíneo afectando los glóbulos rojos. En caso de tener el parásito Falciparum es importante que el diagnóstico se realice en los primeros días de presentada la sintomatología puesto que ese tipo de malaria afecta los glóbulos rojos viejos, el hígado y el cerebro lo que puede ocasionar complicaciones e inclusive la muerte.

Eva López, joven que por segunda vez sufre de paludismo falciparum, identificó que lo que padecía era una recaída del parásito. Los síntomas presentados fueron escalofríos, fiebres muy altas y dolores, advirtió que los síntomas los tenía grabados porque no son iguales a los de ninguna otra enfermedad. Para ella el peor día es el segundo día de tratamiento porque la fiebre es muy alta y los dolores insoportables.

El doctor Oscar Noya, Coordinador del Centro de Estudios sobre la Malaria explicó que la incidencia de casos falciparum en el estado Sucre no era muy común porque el mosquito Anopheles Aqualisis, el cual es el más común en la zona oriental puesto que puede reproducirse en agua salada, es un mal vector para falciparum.

Sin embargo el inspector de Salud Pública del estado sospecha que ese tipo de vector sí puede transmitir dicho parásito. Informó que no se han realizado investigaciones al respecto pero al observar el aumento de casos se tiene esa sospecha, puesto que se pasó de no tener casos a aproximadamente 400 casos del tipo falciparum en lo que va de año.ciclo-de-vida-plasmodium

Sucre, estado endémico 

Al cierre del año 2003 el estado Sucre, mayor foco malárico en la región oriental venezolana, presentó un total de 5.266 casos, según Reporte Epidemiológico presentado por José Luis Cáceres. Esta cifra representa un éxito para el estado que venía teniendo desde el año 2000 una epidemia de malaria con cierres de año entre los 9.000 y 12.000 casos.

En el Informe Epidemiológico titulado “Estado Sucre: El Éxito Antimalárico de Venezuela en el Año 2003” el epidemiólogo Cáceres explica que este triunfo se da en el marco del Programa llevado a cabo por la OMS. En el cual se implementaron actividades de lucha antivectoriales con nebulizaciones espaciales en 51 localidades del estado.

Cáceres advierte que aunque el cierre epidemiológico del 2003 fue exitoso, se continuaba teniendo un elevado número de incidencias. Desde ese momento las medidas tomadas por la Vigilancia Epidemiológica del estado permitieron lograr que en el año 2009 sólo se registraran 288 casos, según informe Epidemiológico de ese año.

El inspector de Salud Pública informó que la situación del estado es crítica. “Se tiene un aumento desproporcionado de casos de Malaria y no se están tomando medidas para contrarrestar la enfermedad. Hay escasez de insecticidas, transporte, medicamentos y no hay políticas de las autoridades para tratar de resolver este problema” detalló.

El aumento de casos de paludismo en el estado representa un 320.5% respecto a lo presentado diez años antes. Según datos no divulgados oficialmente por el Ministerio de Salud, el estado aumentó su número de incidencias un 457.8% comparado con las cifras del año anterior. En agosto del 2015 se manejaba 1.618 casos de Malaria entre los tipos Falciparum, Vivax y Mixto, comparados con los 9.249 casos hasta ahora equivale a un aumento de 7.406 casos en solo un año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes oficiales de Boletínes Epidemiológicos

El Inspector de Salud, el cual pidió no revelar su identidad, expresó que desde la década de los ochenta no había existido una epidemia de Malaria de este tipo en el estado, para él este aumento de casos representa un atraso de 25 años en todo lo logrado. En el año 2002 se tuvo la epidemia más fuerte del milenio con 12.746 casos, lo que supone 3.722 casos más de las que registra actualmente el estado.

Según los datos ofrecidos de los 15 municipios geopolíticos que conforman al estado cuatro son los que presentan más casos. Benítez (2.870), Andrés Eloy Blanco (2.318), Andrés Mata (1.293) y Ribero (989). El único municipio que no presenta casos es el municipio Montes. La licenciada Suárez, perteneciente al departamento de Vigilancia Epidemiológica, informó que esto ocurre porque es un clima montañoso lo que le dificulta la reproducción al mosquito.

La prevención no está garantizada

El Inspector de Salud Pública comentó que hay diferentes métodos para prevenir la enfermedad pero en zonas que siempre han sido endémicas, como es el caso del estado Sucre, lo principal es tratar de tener control antivectorial. En zonas endémicas la Organización Mundial de la Salud propone como método preventivo una Estrategia Multidimensional que consiste en la implementación de mosquiteros, fumigación de interiores y exteriores, realización de pruebas diagnósticas y asignación del tratamiento para los casos confirmados. Según informa la licenciada Suárez, estos métodos eran aplicados en años anteriores en el estado, sin embargo actualmente no se están realizando por falta de insumos.

El Inspector advirtió que se debe ser persistentes con las nebulizaciones en las zonas donde siempre ha habido Malaria, si dejan unos meses sin hacer control se corre el riesgo de perder los avances logrados como ocurrió en el estado. Otro factor a tomar en cuenta es que la atención y diagnóstico deben realizarse a tiempo. Mientras más tiempo pase el paciente en ser medicado existen más posibilidades que se propague la enfermedad, puesto que la propagación del parásito se da cuando un mosquito pica a una persona portadora del virus.

Uno de los problemas que presentan para realizar el diagnóstico es la falta de insumos como colorantes, lancetas, láminas, reactivos. El ambulatorio de Santa Fe tiene más de un mes sin poder realizar pruebas porque el bombillo del microscopio no funciona, informó la enfermera que se encarga de tomar las muestras en dicha parroquia. El Inspector lamentó esta situación porque se está desaprovechando el talento humano que posee el estado para contrarrestar la crisis.

Otra de las razones por las cuales la epidemia se ha propagado es porque no hay medicamentos suficientes para la cantidad de casos. El inspector mencionó que la crisis los ha llevado a que algunos pacientes no hayan sido tratados como debe ser porque no ha habido medicamentos suficientes. El tratamiento para Vivax consta de 14 días continuos a base de primaquina y cloroquina. Sin embargo ha habido pacientes que se los ha tomado solo dos veces porque no hay medicamentos suficientes para darle todas las dosis.

En esos pacientes que no pueden terminar su tratamiento, los protozoarios continúan en el organismo y la enfermedad sigue aunque no presenten síntomas. Esta es una de las razones por las cuales hay tantos casos, ya que no finaliza el proceso de infección de vectores informó el epidemiólogo Oscar Noya.

Epidemia y mala gestión

La licenciada Carmen Suárez identificó la incidencia de casos como una epidemia y aunque es de conocimiento público el aumento de casos se mantiene como un secreto de estado sin informaciones oficiales. El epidemiólogo mencionó que él siendo jefe de un municipio no tiene acceso a la base de datos de la enfermedad. Maneja las incidencias del municipio en el cual labora y el conocimiento que tiene de las cifras de otros municipios es por fuentes no oficiales.

Por su parte, el Inspector de la demarcación del municipio Benítez tampoco tiene acceso a la base de datos, porque el Estado se preocupa por proteger las cifras de Guariquén. El problema en esa parroquia es que la incidencia de casos es exorbitante al compararse con la densidad poblacional. Advirtió que se estaría hablando de todo un pueblo infectado con paludismo. “No se puede saber cuántos casos hay en esa parroquia porque el Ministerio creó una demarcación especialmente para Guariquén”, señaló.

El funcionario que tiene más de 20 años trabajando en el municipio Sucre lamentó que después de hacer tantos esfuerzos y lograr tantas mejoras en el estado ahora se encuentren en esta situación y sin las herramientas mínimas para solucionarlo. “Se pudo haber hecho más y se había hecho. No hay voluntad política para solucionar este problema. Se está hablando de 10 mil casos de Malaria en ocho meses y aquí no ha pasado nada”, denunció.

El Inspector considera que no está en sus manos frenar esta crisis porque no tienen la posibilidad de tener las herramientas mínimas para llevar a cabo actividades. Informó que si se le garantizaran medicamentos, logística de transporte, equipos e insumos podrían dar alguna protección y frenar la epidemia. La estación que se encuentra en su mandato tiene más de dos años que no recibe ayuda, él supone que es producto de su posición crítica hacia la situación que vive el estado con la Malaria.

Según sus proyecciones el estado puede llegar a 15 mil casos al finalizar el año. El funcionario lamentó que Venezuela sea uno de los países de la región que no va alcanzar las metas de la Estrategia Técnica Mundial contra la Malaria. Además explicó que los demás países se ven afectados con nuestra situación, puesto que somos solo exportadores de Malaria. “En vez de exportar bienes y servicios, lo único que vamos a exportar será Malaria”, enfatizó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s