El canje de cestatickets por efectivo: Una práctica en expansión

Algunos comercios de Caracas han implementado el cambio de cestatickets por efectivo con la condición de quedarse con un porcentaje. Pese a que es una práctica prohibida, este tipo de transacción ha aumentado por la crisis económica y la falta de efectivo

Por Mariana Souquett

“¿Señor, aquí cambian cestatickets?”, dijo Stephany Fermín al bajarse de una moto frente a un abasto en el centro de Caracas. “No, señora, nosotros ya no hacemos eso. Pero vaya a Quinta Crespo, ahí parece que sí”, respondió José Gutiérrez, el encargado del local. Algunos comerciantes caraqueños afirmaron que en el último mes ha incrementado el número de personas que se acercan preguntando si allí pueden canjear el bono de alimentación por efectivo.

Prado de María, Capitolio y Quinta Crespo son los lugares de Caracas que más se nombraron como zonas en las que se puede hacer el cambio del “cestaticket socialista” por efectivo. Panaderías, abastos y comercios asiáticos son los principales establecimientos que realizan este tipo de transacción. Las comisiones —ganancias para el local únicamente por pasar la tarjeta y dar el dinero— van desde 7% hasta 15%. No obstante, el periódico Últimas Noticias reseñó el 4 de septiembre que la comisión puede alcanzar hasta 25% en ciertos establecimientos.

Gilberto Méndez, quien es comerciante del centro de Caracas, señaló que cada día van más de 20 personas a su local con la intención de canjear los cestatickets, pero se marchan con las manos vacías. Expresó que la causa de estos “avances de efectivo” es que muchos requieren dinero en efectivo para poder comprar alimentos a los revendedores, que solo aceptan billetes. “La gente lo que necesita es el efectivo, no necesita una tarjeta que los reprima”, dijo.

Tania Mendieta, vendedora en una tienda en Capitolio, afirmó que en los seis años que lleva trabajando allí nunca había visto a tantas personas intentando cambiar sus tickets de alimentación por efectivo como ahora. Aseguró que una cantidad “inmensa” de personas va cada día preguntándoles si hacen el intercambio y cuánto cobrarían de comisión.

Asimismo, Mendieta recordó que, pocas horas antes de ser entrevistada, vio un local con un cartel que decía que “pasaban” la tarjeta de alimentación y canjeaban el monto en billetes, a cambio de una comisión del 13%. Para ella, la proliferación de esta actividad se debe a la “poca tenencia” de efectivo. También mencionó las “exorbitantes” colas que se forman en los cajeros automáticos, por lo que los establecimientos representan una alternativa para retirar efectivo por tener un límite más alto y brindar rapidez.

La inflación va por el ascensor

Para el economista Jesús Casique, la principal causa del cambio del cestaticket por efectivo se debe a las carencias en la liquidez. “Por falta de liquidez, por falta de recursos monetarios, están efectuando transacciones con los bonos de alimentación a descuento”, afirmó.

Asimismo explicó que un factor que puede incidir en la frecuencia del fenómeno es el hecho de que el bono alimenticio es casi dos veces mayor que el sueldo mínimo.

El 12 de agosto de este año se publicó en la Gaceta Oficial N° 40.965 el decreto n° 20 —en el marco del Estado de Excepción y de Emergencia Económica—, el cual fijó un aumento de 50% del salario mínimo, que incrementó a Bs. 22.576,73. Dicha Gaceta contiene también el decreto n° 21, con el que la base para calcular el cestaticket pasó a 8 Unidades Tributarias, estableciendo el monto final en Bs. 42.480.

 “Con una inflación que va a cerrar este año alrededor de 550%, obviamente que es inalcanzable con el salario mínimo poder satisfacer sus necesidades”, destacó Casique.

“Hay un dicho que dice que el salario va por las escaleras y la inflación va por el ascensor”, resaltó.

La visión de los consumidores es similar. Al preguntar a Stephany Fermín por qué quería cambiar su bono de alimentación por efectivo, respondió que se debe a que “no hay real”.

Según el economista José Guerra, esta situación no tiene que ver con el más reciente aumento del salario y del bono de alimentación. Para él se debe a que no hay suficiente efectivo en la calle. “El cono monetario (la moneda de un país) está muy desactualizado y no hay suficientes billetes. Entonces la gente, para tener billetes, va y demanda más efectivo, porque con cestatickets no se puede pagar en todos lados”, explicó.

Asimismo, el diputado agregó que las personas “sacrifican” un porcentaje de su bono de alimentación con tal de tener efectivo que puedan utilizar para fines distintos a la compra de comida.

El punto de vista de Guerra es compartido por la vendedora Tania Mendieta, quien consideró que una de las causas del fenómeno es la poca tenencia de efectivo. Lo mismo opinó Maximiliano Beomont, encargado de una tienda de ropa en el centro de la ciudad. Manifestó que esta actividad se debe a que ahora la gente necesita más dinero.

Beomont aseguró que conoce establecimientos que cobran el 15% de comisión por pasar la tarjeta del bono de alimentación. “Las personas (dueños de establecimientos) que hacen esto deben tener capital”, destacó. Añadió que calcula que entre 40 y 50 personas realizan a diario este tipo de transacción en su zona de trabajo en Caracas.

Otro factor en juego es la reventa de alimentos. Algunos encuestados afirmaron que conocen personas que canjean su bono para poder comprar productos regulados a los “bachaqueros”, quienes solo aceptan efectivo.

Un negocio prohibido

“Aquí se cambiaba antes. Pero como es ilegal queremos evitar problemas”, dijo el comerciante José Luis Gutiérrez, quien afirmó que dejaron de hacer el canje este año cuando el local cambió de dueños.

El 23 de octubre de 2015 se derogó la Ley de Alimentación para los trabajadores y Trabajadoras mediante la publicación del Decreto con rango, valor y fuerza de Ley del Cestaticket Socialista para los Trabajadores y Trabajadoras, en la Gaceta Oficial n°40.773. Según la ley, los cupones, tickets y tarjetas electrónicas son un beneficio de alimentación para “proteger y defender” la capacidad adquisitiva de los trabajadores.

El artículo 11 expresa que el cestaticket socialista es intransferible y está destinado exclusivamente al pago de alimentos. El artículo 1 señala que el canje del cupón o ticket por dinero, o la obtención del dinero, financiamiento o crédito con la tarjeta electrónica por parte de los trabajadores constituyen infracciones. También está prohibido, según el numeral 2 del mismo artículo, el canje o la compra de cualquier servicio que no se destine a la alimentación del trabajador o trabajadora.

Aquellas personas que incurran en estas infracciones serán sancionadas con una multa de 200% del monto canjeado, crédito o dinero obtenido, calculado en bolívares.

También constituye una infracción, por parte de los establecimientos de expendio de alimentos, el uso del bono con fines distintos al reembolso directo en el establecimiento emisor de los mismos. En este caso podrán ser sancionados con una multa entre 100 y 200 unidades tributarias.

Sin embargo, la ley no especifica a quién se le pagaría la multa en el caso de que la infracción sea cometida por algún trabajador. Menciona en su artículo 17 que el ente u organismo con competencia en materia de defensa y protección de las personas para el acceso a bienes y servicios podrá inspeccionar y aplicar sanciones. Pero al acudir a la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, Sundde (anteriormente Indepabis), sus trabajadores expresaron que ellos solo se encargan de los “precios justos”, y no conocen cuál es el organismo encargado de inspeccionar y cobrar la multa.

Los funcionarios, que pidieron no ser identificados, señalaron que el registro de esta actividad debe ser prácticamente inexistente, porque las personas que conocen de la transacción son aquellos que cambian los cestatickets, y no denunciarán para no perder la oportunidad de seguir canjeándolos.

“Es casi indetectable. Se sabe porque la gente lo comenta”, dijo uno de los funcionarios de la Sundde. Asimismo, afirmó que los comercios que realizan esta transacción tienen su clientela habitual, que se encarga de regar la voz y acompañar a los nuevos usuarios, para evitar problemas.

 Para el comerciante Pedro Yamin, las personas están “abusando” con la tarjeta de alimentación, se manifestó en contra de la actividad por estar prohibida en la ley. “Yo tengo tienda. A mí me viene gente que quiere efectivo, y les digo que no”, aseveró quien se desempeña como vendedor de vestidos de novia.

El efectivo es el rey

Todas las fuentes consultadas coincidieron en que este es un fenómeno que se deriva de la situación actual del país. Y, a pesar de que constituye una infracción, el número de personas interesadas en realizar la transacción no parece disminuir. Por el contrario, es más frecuente escuchar conversaciones en la calle entre personas que buscan estos establecimientos para canjear sus cestatickets socialistas.

“La depresión económica que está atravesando Venezuela está conllevando a todo este tipo de estrategias que están elaborando las personas en el mercado”, afirmó el profesor de economía Jesús Casique.

“Hay una máxima en economía que dice que el efectivo es el rey”, apuntó.

“Si el cestaticket lo cambiaran a efectivo se acabaría la mafia”, apuntó el vendedor Gilberto Méndez.


Los avances de efectivo permitidos

La cadena de farmacias Farmatodo, en conjunto con el Banco Occidental de Descuento (BOD), implementó un sistema de retiro “Efectivo Ya”, solo para tarjetas de débito, en cualquiera de sus locales a nivel nacional. El monto mínimo diario es Bs. 500 y el máximo es Bs. 10.000. La única condición es comprar algún producto, sin importar su costo.

El servicio fue autorizado por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) el 6 de julio de 2016. Trabajadores del Farmatodo de Los Palos Grandes, en el municipio Chacao, explicaron que aunque pocas personas conocen del sistema, aproximadamente diez personas acuden cada día específicamente a retirar billetes. Y la tendencia va en aumento.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s