Docentes regulares necesitan preparación para abordar a niños autistas

Hoy en día la escolarización de niños con autismo en las escuelas públicas de Caracas es común. Sin embargo, se ha vuelto una preocupación para los docentes regulares al no poseer herramientas académicas y apoyo de profesionales para atenderlos debidamente
cuadro 1

En Venezuela la integración escolar es un derecho social, así lo indica la Constitución y la Ley Orgánica de Educación. Sin embargo, incorporar a un estudiante con autismo en un aula regular en Caracas se ha convertido un reto para los educadores. La  frase contundente que expresan los docentes regulares es: “no estamos preparados”. Según los especialistas, el sistema educativo no cuenta con la preparación suficiente para abordar a este tipo de chicos. Los expertos aprueban la integración, pero afirman que antes de ser ingresados a escuelas comunes se necesita capacitar a los profesores acerca del tema

Alimentación estricta, movimientos extraños, rutinarios, objetos concretos y cosas que llamen la atención. Algunas de estas características típicas  del autismo los docentes desconocen. Comenta Onna Jaimos, maestra en educación especial del colegio “Agustín Aveledo” de Catia.

Por otro lado, Jaimos también afirma que es una de las  cinco docentes especialistas que brindan apoyo a dicho plantel. Aclara que los profesores del área regular se quejan al no tener herramientas para atender a niños con autismo. Por ello acurren al docente especialista, quien les brinda las recomendaciones para abordarlos.

No obstante, no es el único colegio que presenta esta problemática. Otras instituciones de Caracas tampoco cuentan con una capacitación académica ante esta situación.

Tal es el caso de Fraila Silva, docente de la institución “Gabriela Mistral” ubicado en la parroquia 23 de Enero, quien comenta que en este año han tenido mayor ingreso de niños con esta discapacidad en las aulas. Según Silva, es una situación que se ha presentado difícil para el personal educativo, y afirma que aunque se graduó en el Pedagógico de Caracas, tiene desconocimiento para abordar a estos jóvenes.

Para Maryori Fuenmayor, maestra del plantel educativo “Virginia Martínez” de Propatria, el resultado ha sido diferente. Comenta que ha tenido un solo ingreso de síndrome de autismo en el aula pero agrega que, gracias  al apoyo del psicopedagogo de la escuela, han elaborado talleres acerca del tema. Sin embargo, afirma que en materia de educación especial no obtuvo conocimientos de ello.

Ante esta situación, Deborah López, psicopedagoga de la Unidad Especializada “

IMG_20160425_110401
Deborah Lopez Psicopedagoga/foto Genesis Velasquez

Paquita Guliani” de la parroquia 23 de Enero, recomienda que tantos docentes de educación regular y también especializada necesiten ser orientados sobre el tema. “Aunque el maestro en educación especial tenga conocimiento del autismo, no necesariamente sabe el abordaje que tiene que darle a estos chicos”, acota.

 

 

Consecuencias que inciden en la integración   

Existen distintos factores que incurren a que la integración escolar sea en muchos casos  una mala solución. Según el artículo Un mal modelo de integración es perjudicial para el niño con autismo del autor y director-editor de Autismo Diario  Daniel Comin, los centros ordinarios  no están preparados, ya que al niño con Trastorno de Espectro Autista (TEA) se le escolariza en un aula donde los apoyos son inexistentes. Asimismo, Comin explica que el personal docente no tiene la formación ni cualificación suficiente para atender a niños con este tipo de trastorno.

Por otro lado, afirma que en algunas escuelas no existen profesores especializados en educación especial. Según el autor, el inconveniente de estas instituciones es que los docentes tienen que atender a muchos niños con condiciones diferentes.

Por su parte, Onna Jaimos, docente en educación especial, también concuerda lo mismo; expresa que los maestros no tienen tiempo para abordar a niños con autismo: “integrarlos en colegios regulares tan grandes donde no se le puede dar una atención individualizada es negativo para su aprendizaje”, dice.

Otro  factor es la falta de concientización de temas sobre el  autismo y acoso escolar en escuelas públicas. Según John Martínez, trabajador social de la Unidad Especializada

john martinez
John Martinez/Trabajador social/ foto Génesis Velasquez

“Paquita Guliani”, existen casos de  acoso escolar a estos estudiantes por ser solitarios y raros. Por consiguiente, el especialista afirma que esto puede traer consecuencias para los niños con autismo.

Finalmente, la incorporación de estudiantes con  autismo de nivel medio y bajo no son adecuadas para la integración.  Martínez  aclara que si es un autismo severo, el estudiante no va a poder realizar las actividades que se le asignen. “Ellos requieren otro tipo de atención y de alimentación”, explica.

 

Falta de apoyo

Algunos planteles educativos de Caracas no cuentan con el apoyo de equipos multidisciplinarios y docentes especializados, afirman los especialistas y docentes.

onna jaimos
Onna Jaimos/Docente/Foto/Génesis Velasquez

Onna Jaimos, docente especialista, señala que la institución “Agustín Aveledo” de Catia no cuenta con psicólogos. “Requerimos de urgencia un trabajador social, psicólogos y  terapeutas de lenguaje, eso sería el equipo multidisciplinario”, expone.

Por otro lado, la profesora Fraila Silva del colegio “Gabriela Mistral” del 23 de Enero, comenta que le gustaría tener ayuda de parte de los especialistas o maestros en educación especial: “hay un niño con autismo en el aula. Yo hablo con él, pero no sé cómo abordarlo, me gustaría tener una orientación”

Por esa razón, el trabajador social John Martínez, señala que es necesario un equipo multidisciplinario que oriente a padres y docentes. Según el experto, muchas veces la familia y el personal educativo entran en desesperación al ver que el estudiante no avanza. Por consiguiente, se les dificulta a los educadores evaluar las actividades del niño por no poseer herramientas.

No obstante, la falta de equipo multidisciplinario en los planteles educativos ha ocasionado que algunos padres tengan que pagar a especialistas para que estén en el aula. “El representante le paga a un especialista para que este con el niño en la mañana o tarde”, indica la psicopedagoga Deborah López.

Así mismo, comenta que tanto padres y profesores deben trabajar juntamente con el equipo multidisciplinario para la formación del niño.

Intervenciones adecuadas

Los expertos señalan que el personal educativo tampoco tiene las intervenciones adecuadas para  el abordaje del estudiante con esta condición. Por ello, aclaran que antes de ingresar a un niño con autismo en la escuela se debe tomar en cuenta aspectos del alumno. La comunicación, socialización, habilidades  conductuales y académicas se deben considerar en la integración.

Según la psicopedagoga Deborah López, ciertos niños son afectados en la  comunicación, por ello, los maestros no comprenden lo que dicen. López aclara que los profesores y obreros deben manejar un sistema de comunicación sencillo para  abordar a estos jóvenes.

Por ende, el terapeuta de lenguaje Kenderson Becerra,  también sugiere que para integrar a un niño con  autismo en una escuela regular, el lenguaje es un elemento esencial. Sin embargo, aclara que el diálogo depende del nivel de autismo que tenga la persona. “Para el caso del Asperger, la interacción de diálogo es más fácil. En cuanto al  autismo, el  lenguaje es un poco difícil para estos chicos”, afirma.

Otro de los aspectos a tomar en cuenta según la especialista Deborah López, es  la socialización y las habilidades conductuales. En cuanto a la socialización, el niño autista se relaciona muy poco debido a su condición. López considera, ante estos casos, entrenar a los educadores para facilitarle al niño las habilidades sociales que no posee.

En la parte conductual, la psicopedagoga señala que es importante la intervención de un psicólogo para responder conductas disruptivas que afectan el aprendizaje del niño, o por otro lado, aumentar una conducta positiva que ya tiene y se necesita que la siga haciendo. “Es necesario una atención fuera del aula dos o tres veces a la semana con la especialista, pues así la psicóloga le brindara las recomendaciones que debe hacer la maestra para mantener la conducta”, explica López.

Por otro lado, el trabajador social John Martínez declara que antes de ingresar a un niño en el aula se deben tomar en cuenta las habilidades académicas: “que pueda sacar las operaciones numéricas y verbales, hay chicos que por su nivel cognitivo no funcionan para ciertos canales. Por ello, algunos docentes piden un informe médico, ya que muchos de ellos no están preparados para trabajar con estos jóvenes”, dice.

Claves para la integración

Especialistas y docentes afirman que una buena capacitación y concientización  son las claves para mejorar la integración.

De acuerdo con la psicopedagoga Deborah López, debería existir una materia donde se trate la discapacidad y agregarlo al curricular. “Cursos y talleres para capacitar a docentes y Daniel jaramillofuturos profesionales en el área es lo esencial”, apunta.

También agrega que debería existir un equipo multidisciplinario, que tantos psicólogos, médicos, trabajadores sociales y docentes orientadores concienticen a la comunidad escolar.

Por otro lado, John Martínez parte de la concientización: “muchas veces los padres creen que aunque los chamos se cepillen, se bañen, coman y hagan sus necesidades fisiológicas, el chico lo va hacer en un centro educativo. Hay que ser consciente de buscar la entidad educativa que se adapte a las características del chico”, recomienda.

Finalmente, para la docente Maryori Fuenmayor, se deberían realizar charlas sobre el autismo y el Síndrome de Asperger.  También aconseja a los educadores a no tener miedo de trabajar con cualquier discapacidad de un niño: “los que estudiamos para ser docentes y que nos gusta la vocación, sí podemos lograr incorporar a estos niños en aulas regulares”, opina.

 

Mientras más se observa a un niño, mejor se le conoce. Mientras más se le conoce, más se le quiere. Y mientras más se le quiere, mejor se le educa.

Cepia (Centro de Entrenamiento para la integración y el aprendizaje)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s