La academia debilitada por la crisis

En Venezuela, la función del docente no es bien remunerada, se encuentra dentro de los cinco primeros países de ingresos más bajos para esta profesión

relojucv
Campus UCV

Marlyn Valderrey

Autoridades docentes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) afirman que debido a la situación salarial y presupuestaria los profesores ya no tienen la capacidad de realizar investigación y estudios de ascenso. Indican que la calidad de éstos no es de alto nivel y de seguir esta tendencia la institución podría decaer en conocimientos.

La situación universitaria en cuanto a presupuesto y reclamo de los profesores por un ajuste salarial es algo que está latente desde hace varios años. En 2013 el conflicto ocasionó perdida de clases y atrasos semestrales.

Actualmente, esta institución repite este escenario desde octubre del año pasado, donde no sólo profesores, sino empleados, trabajadores y estudiantes reclaman a través de los paros.

El profesor Tulio Ramírez, quien es Gerente de desarrollo docente y estudiantil del Vicerrectorado Académico de la UCV, afirma que en esta casa de estudios, el conflicto presupuestario no sólo ha afectado el salario de profesores y trabajadores sino que ha tenido ‘graves consecuencias’ en el campo científico e investigativo.

Prof-Tulio-Hernandez02
Profesor Tulio Ramírez

“Desde hace 4 años el presupuesto ha sido reconducido, es decir que nos asignan el mismo monto cada año. Esa inalterabilidad sumada a las altas tasas de inflación hace que el presupuesto sea insuficiente”, así lo asegura el también sociólogo.

Además, indica que esta situación ha ocasionado la pérdida de programas emblemáticos de la institución, como becas para estudios en el exterior, intercambios de profesores con las universidades del mundo, congresos y seminarios en el extranjero, entre otros.

“Esto trae como consecuencia que cada vez nos estamos aislando del mundo, ya que nuestros profesores no tienen manera de formarse en las universidades de los países desarrollados y, por supuesto, la posibilidad de compartir conocimientos”.

El aumento de los sueldos de los profesores “ha sido muy bajo en relación con los niveles de inflación, eso a desestimulado el ingreso de nuevos talentos y la renuncia de muchos profesores calificados, que se está dando por la vía de aceptar ofertas y empleos en universidades en el extranjero en donde las remuneraciones son significativamente más altas”, explica el profesor Ramírez.

Del mismo modo, afirma que es costoso realizar un estudio o investigación para ascender en sus conocimientos. “Investigue o no investigue, el salario siempre va a ser el mismo mal salario”.

“El sueldo de un profesor titular a dedicación exclusiva con título de Doctor, con cuatro o cinco trabajos de ascenso aprobados, es decir el escalafón más alto de la universidad, gana un promedio de 70 dólares, cuando en cualquier país de la región este docente puede ganar un promedio de 5000 a 6000 dólares”.

Además, “esto ha estimulado la migración progresiva de profesores, no sólo de la UCV, sino de todas las universidades autónomas, lo cual va en desmedro de lo que es la calidad de la docencia y la utilidad de la investigación”, agrega.

De este modo, la Constitución de la Republica de Bolivariana de Venezuela (CRBV) en su artículo 104, expresa: “La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica. El Estado estimulará su actualización permanente y les garantizará la estabilidad en el ejercicio de la carrera docente, bien sea pública o privada, atendiendo a esta Constitución y a la ley, en un régimen de trabajo y nivel acorde con su elevada misión”.

El Profesor Tulio Olmos, vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UCV (APUCV), indica que la lucha profesoral por la “dignidad de los profesores universitarios” es constante. “Hemos realizado foros, asambleas, movilización en toga y birrete, obras, cadenas humanas, marchas, caminatas y hasta paros laborales, pero no ha habido diálogo ni acercamiento con el ministerio”.

Tulio-Olmos
Profesor Tulio Olmos

El profesor Olmos explica que no escapan de la realidad nacional, “el reflejo de la situación del país nos afecta. Los profesores están en una serie de actividades extracurriculares que implica la búsqueda de alimentos y productos para sus necesidades básicas   o están haciendo actividades económicamente rentables que les permite equilibrar el presupuesto familiar. Es decir, en vez de estar en la universidad haciendo permanencia, están en esas actividades”.

Olmos, quien también es profesor de la escuela de Filosofía de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV, explica que en esta facultad más del sesenta por ciento de los profesores son convencionales, “que son gentes que vienen dan su clase y se van”.

“Aquí tienen que hacer investigación, extensión. Ahora el tigre (trabajo extra o temporal) es la UCV. Los profesores no quieren venir a trabajar por los sueldos que ofrecen. Los profesores no están interesados. La mayoría de los que renuncian son los que ya tienen su primer ascenso de grado o sus estudios de extensión. ¿Cómo haces una universidad con esa perspectiva de vida?”, manifiesta el profesor Olmos.

Un estudio realizado por la Revista de Bioética Latinoamericana sobre “Aproximaciones teóricas a la calidad de vida del profesor universitario”, de investigación de los profesores Harold Guevara Rivas y Antonio Domínguez Montiel a profesores universitarios, concluyó: “hoy día los docentes vemos mermada nuestra calidad de vida a pesar de hacer lo que queremos, sentimos insatisfacción por la falta de reconocimiento a nuestra labor”.

Asimismo, presenta hallazgos que van desde el deterioro de la calidad de vida de los profesores, necesidades básicas insatisfechas, estrés laboral; hasta el lado compensatorio, como es vocación por la docencia, trabajo seguro y favorable, espiritualidad y formación en valores, relación con los estudiantes, altruismo y estilo de vida.

Lo que quiere decir que a pesar de la situación que se les presentan como negativas para su ejercicio docente, los profesores siguen sintiendo satisfacción y deseo de enseñanza.

El abogado Cesar Bustamante, quien además es Magister, Doctor en Derecho, y profesor de pre y postgrado de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UCV, advierte que no sabe por qué sigue siendo docente, pues el salario no es un incentivo. Sin embargo, “mi remuneración es espiritual. Enriquece internamente. No sé quién aprende más, mis alumnos o yo”.

La CRBV en su artículo 103, expresa: “El Estado garantizará una inversión prioritaria (a la educación), de conformidad con las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el acceso, permanencia y culminación en el sistema educativo.”

Constituyendo un salario justo

El pasado jueves 12 de mayo la Asamblea Nacional aprobó en primera discusión el ‘Proyecto de Ley de Protección del Salario de la Profesión Docente’.

El diputado Juan Requesens fue el encargado de presentar la propuesta e indicó que proponen el sueldo base para los educadores de cuatro salarios mínimos, es decir Bs. 60 mil 204.

“Hoy le presentamos una ley que dignifica, que hace justicia, que no es más que un primer paso para ese conjunto de leyes que promoveremos en materia de educación, para ponerla no solo como vanguardia en este proceso de cambio sino como una ley que promueva la educación como la primera del mundo”, expresó el Diputado en su ponencia ante la Asamblea Nacional.

El pasado 10 de marzo federaciones docentes firmaron un contrato colectivo con el Gobierno que establecía el salario base de un docente I con dedicación de 36 horas semanales, en Bs. 16 mil 795.

“Profesores docentes, es una deuda, la hicimos con ustedes y hoy se la cumplimos. A partir de hoy comenzará la discusión de una ley que establezca el salario base de la profesión docente en cuatro salarios mínimos, para que nuestros docentes comiencen a recibir una remuneración justa para que poder avanzar”, destacó.

“Los docentes tengan la plena seguridad que así como defendemos sus derechos aquí en el palacio, defenderemos sus derechos allí en la calle. Y será allí donde nosotros con fuerza, con ahínco, con la Constitución y la voluntad de nuestro pueblo y de todo el sector docente defenderemos cada una de las reivindicaciones y lograremos los objetivos”, agregó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s