1989 y 2016: La historia no se repite

Hace 27 años Venezuela estuvo sumida en una grave crisis económica, hoy los historiadores someten a juicio la capacidad repetitiva de los hechos históricos

Recopilación realizada por TVForo

Cuando Carlos Andrés Pérez inició su segundo período presidencial en 1989, la población venezolana aspiraba vivir la segunda parte del “¡ta’ barato! ¡Dame dos!” de la “Venezuela saudita”, no obstante, la sociedad se estrelló intempestivamente con un paquete de medidas económicas que Pérez anunció un par de semanas después de su juramentación. De acuerdo con los historiadores, este paquete no solo conllevó al grave estallido social conocido como el Caracazo, sino que significó el declive de la democracia representativa en Venezuela y sus partidos estandartes. Hoy, los venezolanos buscan respuestas en su historia, ya que el país se encuentra sumido en una grave crisis económica en la que la escasez, el desabastecimiento y la inflación aumentan cada día. Sin embargo, los especialistas en el área aseguran que no va a volver a ocurrir un evento igual al Caracazo.

Para el historiador y escritor Agustín Arzola, la historia de un país no tiene la capacidad de repetirse. “Los hechos históricos son únicos en el tiempo, hay veces que queremos transportar ciertos eventos al presente pero cada momento tiene su particularidad. Es cierto lo que dicen, si la situación está peor ¿por qué no ocurre otro hecho así (Caracazo)? El problema es que el accionar en la historia no es automático”, señaló el también director de la Escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela.

El debate epistemológico del estudio histórico lleva desarrollándose durante varios siglos, pero la idea de una historia lineal que durante años lideró el análisis de los acontecimientos, perdió su vigencia cuando se comprendió la extensión del mundo. Ante esto, fue imposible continuar creyendo que el pasado y el presente podían proyectarse al futuro, ya que este último -por su propia condición temporal- es incierto. Arzola destacó que el historiador como investigador no puede ser un visionario: “siempre el ser humano va a tener una serie de condicionantes que afectarán su accionar, eso de que el hombre se parece más a su tiempo que a sus padres es muy cierto, por eso mismo, analizar la actualidad desde un hecho del pasado es difícil y más porque la situación que estamos viviendo es muy compleja”.

El 17 de febrero de este año, el Presidente de la República Nicolás Maduro, anunció una serie de medidas económicas que fueron presentadas  dentro del programa de la Agenda Económica Bolivariana. En esta agenda se promulgó el aumento de la gasolina y un nuevo sistema de adquisición de divisas con otro régimen cambiario. De acuerdo con la agencia calificadora Fitch Ratings, éstas medidas no son suficientes para atacar realmente los problemas estructurales de la economía venezolana, por lo que la crisis seguirá aumentando durante el año.

Para el historiador Daniel Terán, los parecidos entre las medidas económicas del gobierno de Carlos Andrés Pérez y las del gobierno de Nicolás Maduro son bastante evidentes, sin embargo, la espontaneidad del Caracazo no se va a revivir en Venezuela. “Han habido protestas y saqueos pero nunca han alcanzado la magnitud del año 1989. Creo que se debe a la experiencia del venezolano y a que la molestia de la gente no ha llegado a ese nivel, lo que pasó en esos días fue horrible, hubo una gran cantidad de muertos. Dudo que el país desee otro evento igual”, expresó.

CAPMADURO

Foto diseñada por Fátima De Oliveira

Cambio, transición y ruptura

Terán recordó una frase del ex presidente Ramón J. Velázquez, quien señaló que la gente que salió a las calles el 27 de febrero nunca regresó a sus casas. Precisamente, esas personas jamás volvieron a ser las mismas luego del Caracazo. Ante la formación de un nuevo escenario social, inminentemente se planteó otro escenario político, por lo que la población que salió a saquear en 1989 conformó a un actor diferente, uno más participativo en el acontecer del país. En pocas palabras, al haber nuevos actores pues habrán nuevos sucesos, resaltó el también profesor de la UCV, la USB y la UCAB.

La Academia Nacional de la Historia ha dicho en reiteradas ocasiones –y desde la voz de sus distintos directores- que el mes de febrero para Venezuela es un mes de agitación, ya que cuando se revisan las rebeliones de la historia venezolana del siglo XX y XXI coinciden en su momento de inflexión.  En una entrevista que ofreció la historiadora Margarita López Maya al sitio web Prodavinci en el año 2014, expresó que el mes de febrero siempre ha estado rodeado de especulaciones.

Contrario a lo referido por Arzola y Terán, la historiadora López Maya sigue considerando la posibilidad de un estallido social que guarde las mismas características causales. “El Caracazo y los eventos recientes tienen muchas semejanzas, poseen la misma crisis estructural y el mismo desencanto de un pueblo que creyó en su gobierno”. Sin embargo, recalcó que actualmente existe una militarización total en la sociedad, un Gobierno que está en alerta permanente de cualquier protesta, y además los cuerpos de seguridad son cada vez más fuertes. “Esos son elementos que no estaban en 1989, por eso el presente venezolano es distinto y hasta complicado”, sentenció.

Sin duda, este también es un nuevo actor en el presente del país, ya que la Policía Metropolitana de hace 27 años no se desenvuelve de la misma manera que lo hace la Guardia Nacional y los cuerpos policiales actuales. Los historiadores consultados coinciden en que la represión figura como una característica crucial para la historia de éste período, puesto que antes la población desconocía lo que era un toque de queda y una ráfaga de balas a plena luz del día, hoy, lo conocen perfectamente.

¿Miedo o apatía?

Para Arzola, se debe tener siempre presente que la sociedad del 2016 es una sociedad envejecida, ya que ésta sigue el mismo crecimiento de cualquier persona. Esa madurez es lo que va a complejizar el análisis vigente, puesto que la historia moldea a la gente. “En las denominadas guarimbas del 2014, se intentó crear un escenario propicio para el desencadenamiento de protestas a lo largo del territorio nacional, sin embargo eso no pasó, y no pasó porque ya el venezolano -en su cotidianidad- vive en violencia, por lo que no desea más. Ese es un condicionante que evita otro estallido social”.

Aunque siempre se conmemora el 27 de febrero como el aniversario del Caracazo, en realidad fue una manifestación que duró varios días, ya que empezó en la noche del 27 de febrero y terminó el 8 de marzo de 1989. Las cifras oficiales cuentan a 276 muertos en las manifestaciones y a numerosos heridos y desaparecidos.  Sin embargo, de acuerdo con cifras proporcionadas por la Comisión por la Justicia y la Verdad, en esos días se alcanzó una suma total de 3000 víctimas.

Sobre éste punto, el sociólogo Esteban Vivas indicó que el mayor problema del imaginario social del venezolano es el miedo, ya que el aparato represivo movilizado por el Gobierno ha institucionalizado la violencia. “La persecución e incluso la posibilidad de que te maten por protestar, genera todo un ambiente de desesperanza. El miedo y la resignación son dos cosas a las que tenemos que enfrentarnos actualmente, además, son emociones que no tenían protagonismo en la sociedad del 89, en la que lideró la indignación por encima de todo”, aseguró.

En las últimas protestas que vivió Venezuela, convocadas bajo la consigna de la Salida por el político Leopoldo López, se obtuvo como resultado un saldo total de 43 muertos que, aunque en número es inferior a los del Caracazo, no se compara con las cifras mensuales de asesinatos en manos del hampa en Venezuela. Ya que, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Venezuela mueren mensualmente un 72,2 de cada 100 habitantes.

Es por esto que los representantes estudiantiles de la Universidad Central de Venezuela, Ricardo Millán y Jesús Chacón comparten la visión de que es muy difícil convocar a las personas (en especial a los estudiantes) a salir a la calle a protestar, ya que no sólo el tema de la inseguridad afecta gravemente, sino que existe un miedo generalizado de que te maten o te apresen.

No obstante, para Maykel Navas, historiador y especialista en las transiciones políticas venezolanas, el miedo no es el único motivo de la apacibilidad ante un escenario de carencias, sino que la apatía juega un papel muy importante. “Sufrimos de una falta de pertenencia a la nación, Venezuela va significando cada vez menos para los venezolanos, nuestra nacionalidad está golpeada, aún a pesar de los esfuerzos del gobierno para ideologizar con conceptos como patria”, expresó.

No existen los patrones

En Venezuela no se puede establecer un paralelismo entre el año 1989 y el 2016, ya que la historia sirve para comprender el porvenir más no para adivinar el futuro. Se podrán observar similitudes entre un acontecimiento y otro, pero nunca serán idénticos, ya que no existen tablas de la verdad ni tampoco leyes históricas, cada época es diferente y por ende, sus actores también lo son. En la actualidad, Venezuela cuenta con una sociedad madura más involucrada en la política, con un cuerpo policial y militar muchísimo más preparado para la pacificación de revueltas y además, el factor de la inseguridad incide enormemente, ya que la violencia se convirtió en algo constante para el país, por lo que la población busca impedir muertes innecesarias.

Los historiadores no pueden decir fecha u hora para un siguiente estallido social, ni siquiera  pueden asegurar que vuelva a ocurrir un levantamiento sistemático de la población, lo único que sí pueden aseverar es que las crisis siempre representan la oportunidad perfecta para alcanzar un cambio y mejorar como país.

Para mayor información sobre los nuevos factores de nuestra realidad venezolana, consultar: http://prodavinci.com/2014/02/27/actualidad/que-paso-el-27f-y-que-pasa-ahora-en-venezuela-entrevista-a-margarita-lopez-maya-por-franz-von-bergen/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s